Para los amantes de la comida rápida se realizó un análisis comparativo sobre las ventajas y desventajas que ofrece cada una de ellas —al menos las más populares—. El consumo de una comida rápida no debería superar un promedio de dos por semana. De esa manera protegemos al organismo de los excesos nutritivos que estas comidas esconden detrás de su apetitoso aspecto.

 

Hamburguesas con papas fritas


• Ventaja: poseen alto contenido de calorías que dan energía al cuerpo. Además provee hidratos de carbono, proteínas, grasas, vitaminas y minerales.


• Desventaja: la energía proviene de grasas saturadas y azúcares que, en exceso, son perjudiciales para la salud y carecen de otros nutrientes esenciales.

 

Pizzas


Ventaja: importante fuente de hidratos de carbono. Una comida muy completa si no contiene fiambre entre sus ingredientes.


Desventaja: alto contenido en grasas en comparación con otros alimentos grasos, sobre todo por el queso o la mozzarella.

 

Nuggets de pollo


Ventaja: fáciles de preparar y las variedades con verduras (como espinaca) son ricas en nutrientes.


• Desventaja: no reemplazan las comidas grilladas y naturales, además aportan una importante cantidad de grasas por tratarse de una comida frita.

 

Hotdogs o Panchos


Ventaja: no posee ninguna en comparación con otras comidas rápidas. La salchicha además es un alimento procesado aunque suele ser enriquecida con vitaminas y minerales.

• Desventaja: es un alimento con un nivel alto en grasas y peligroso para personas con trastornos gastrointestinales.

 

Sándwiches de Pollo


• Ventaja: si no poseen aderezos son una buena fuente de hidratos de carbono, proteínas y energía.


Desventaja: si el pollo es sin piel pero rostizado contiene mayor cantidad de grasa que el pollo frito.

 

Bebidas carbonatadas (tipo cola)


Ventaja: no poseen.


Desventaja: contenido alto de azúcares nocivas para el estómago, sumado al gas que producen flatulencia. Suelen ser adictivas, sobre todo las bebidas cola.

 

Preparados instantáneos (purés, sopas, fideos, postres)


• Ventaja: resuelven un problema de tiempo. Suelen estar enriquecidos con vitaminas y minerales.


• Desventaja: alto contenido de sodio y aditivos no favorables para la salud. Lo instantáneo no es sinónimo de saludable.

 

Fiambres y embutidos


• Ventaja: acompañan muy bien como ingrediente de sándwiches y emparedados. Y son una buena opción combinados con verduras y aderezos naturales. Siempre su consumo debe ser muy limitado.


Desventaja: alto contenido de sodio y condimentos no favorables para la salud. Además son muy ricos en grasas saturadas, por lo que resultan alimentos “pesados”.

 

Snacks (tipo cheetos y chips)


• Ventaja: no poseen.


• Desventaja: alto contenido en grasas y aditivos químicos. Suelen generar cierta adicción. No son recomendados ni como colación o tentempié. Encabezan la lista de alimentos artificiales.

 

"Es cierto que la comida rápida resuelve un problema de falta de tiempo, pero a largo plazo produce un problema mucho más serio: la falta de salud. Y sin salud, no hay nada que podamos hacer con el tiempo."