Tres días antes de que empezaran la colonia, la pileta del camping de la UOM sufrió una fisura y por eso no pueden usarla. Y mientras esperan a que lleguen las piletas de lona, los profesores apelan a todos los recursos para entretener a los chicos.

Así, inventaron sus “Días Especiales” en los que para mojarse chayan o hacen batallas de bombitas, a la vez que arman coreografías de danzas en las clases de teatro y hasta empezaron a practicar artes marciales.

El problema de la pileta fue inesperado y la obra de reparación, además de ser costosa, no tiene fecha por ahora. Por eso, rápidamente tuvieron que recurrir a estrategias para divertir a los chicos pues estiman que las piletas de lona que solicitaron llegarán la semana próxima.

Lo que más atrae a los chicos son los juegos recreativos de antaño, del tipo kermés. También hacen la búsqueda del tesoro por todo el camping, con premios a los ganadores (un yogur y un turrón) y también inventaron el “Día Verde”, que consiste en buscar y recoger plásticos como cubiertos, platos o envases de los jugos que los chicos usan durante los almuerzos, para concientizar sobre el medio ambiente, explicó Rodrigo Madrid, coordinador de la colonia.

Pero, la chaya es lo que más piden los niños. Entonces, llenan tachos con agua y se arman grandes juegos en los que se mojan con botellas y vasos.

También empezaron a hacer batallas de bombitas, por lo que faltan surtidores para tanta demanda. Para evitar problemas, juegan por grupos de edad, bajo la mirada de los monitores.

A su vez, en las clases de teatro empezaron a trabajar con las coreografías del día de la despedida. “Trabajamos corporalidad, mímica e interpretación, a la vez que complementamos con danza.

Las coreos de final de colonia van a hacerse por rangos de edad, así que cada grupo va a tener su bailes, como el Picky; Shaky, Shaky o La Bicicleta, que les encanta.

Pero además, estamos ensayando una coreo general con todos los niños, para el cuadro de cierre”, apuntó María José Pacheco, la profe de danza. A su vez, también los niños se engancharon con las artes marciales.

Fue por la propuesta de uno de los profes y ahora aprenden Shuai Chiao, que es una técnica milenaria basada en un sistema de autodefensa.

“Más que nada, este arte marcial tiene mucho de valores y comportamientos, de ahí que además de algunos movimientos lo que transmitimos es justamente el espíritu de la técnica”, dijo Adolfo Zalazar.

 

De reemplazo


6 piletas de lona pidieron para reemplazar el natatorio que se dañó. La colonia de la UOM tiene 440 chicos.


Los grandes


38 adultos trabajan en la colonia. Son 18 profesores, 19 monitores y un coordinador general.

 

 

Festejo en el camping



Un feliz cumple a coro

 


Se llama Bautista Reynoso y ayer festejó su cumpleaños en la colonia de la UOM. El nene de flamantes 10 años años tuvo una sorpresa poco antes del almuerzo. Es que cuando todos los niños practicaban una coreografía en la cancha de fútbol, el coordinador de la colonia avisó por los altoparlantes que era el cumple de Bauti. Así fue que luego, los más de 400 chicos le cantaron a coro el feliz cumpleaños.

“Estuvo lindo festejar acá, con todos los chicos y mis amigos”, dijo el niño, alumno de la escuela Saturnino Sarasa. Contó que antes de salir para la colonia recibió los regalos en su casa, mientras que luego en el camping le dieron unas golosinas como presente. El brindis fue durante el almuerzo.