Ceremonia. Los intendentes de Chimbas y Santa Lucía, como el vicegobernador, Marcelo Lima, participaron de la colocación de la piedra basal de la planta de trasbordo, en La Costanera.

 

Ayer se puso en marcha oficialmente una obra que permitirá que tanto los municipios de Chimbas y Santa Lucía achiquen gastos en la recolección de residuos domiciliarios y, además, mejoren el servicio. Se trata de la planta de trasbordo de residuos sólidos urbanos que funcionará en tierra chimbera. Ayer se colocó la piedra basal de esta obra que es la primera de este tipo que compartirán dos comunas. Ya existe una en Albardón, pero de uso exclusivo para ese departamento.


“No puedo expresar en números y con exactitud cuánto ahorrará el municipio en recolección y traslado de residuos con esta obra. Pero sé que va a ser un importante ahorro”, dijo Fabián Gramajo, intendente de Chimbas. 


El funcionario agregó que en esta planta convergerán los residuos de Chimbas y Santa Lucía y que desde allí se los trasladará hasta el Parque de Tecnologías Ambientales, en La Bebida, Rivadavia. El traslado se hará en un camión batea en el que cabe la carga de 3 camiones de los que actualmente se dedican a esta tarea. Con esta medida, en lugar de que tres camiones viajen hasta La Bebida para dejar los residuos, sólo deberá hacerlo uno, por lo que el ahorro en combustible será considerable. 


De Santa Lucía a La Bebida hay 30 kilómetros de distancia. El municipio de ese departamento tiene 3 camiones que hacen dos viajes diarios al Parque de Tecnologías Ambientales para dejar los residuos, recorriendo en total unos 360 kilómetros. Teniendo en cuenta el precio del litro de combustible (unos $18) y el rendimiento (8 km con 1 litro), este municipio gasta unos $810 en combustible por día. Con la nueva planta, los costos se reducen casi en un 50%. “Desde Santa Lucía a esta planta en Chimbas hay 18 kilómetros. Esto nos permite ahorrar en combustible, mantenimiento de los camiones y tiempo. Los camiones podrán aumentar el recorrido diario”, dijo Marcelo Orrego.


De Chimbas a La Bebida hay 25 km de distancia, y el municipio tiene 7 camiones que trasladan los residuos diariamente hasta la planta de tratamiento en esta localidad. El gasto diario en combustible es de unos $788. Con la puesta en marcha de la Planta de Trasbordo ese costo se reducirá considerablemente, ya que en lugar de 7 viajes diarios se harán 3 como máximo por la gran capacidad del nuevo camión transportador.
La planta de trasbordo estará sobre La Costanera, entre Salta y Bonduel, y no se convertirá en un vertedero de residuos, ya que el traspaso de los mismos se hará en forma directa e inmediata desde los camiones recolectores al camión batea que los llevará hasta La Bebida.


La obra ya arrancó con la limpieza del terreno y estará lista en 6 meses, según cálculos oficiales. Su costo es de $4.621.000 que será cubierto con fondos municipales y provinciales.
 

Los obsequios

El secretario de Ambiente, Raúl Tello, le entregó al municipio de Chimbas un camión compactador para recolectar residuos y un total de 200 contenedores. Los de chapas y de 1.000 litros se instalarán en las calles mientras que los de acero inoxidable se pondrán en entidades públicas.