Reclamo. Tras la muerte de Victoria, el año  pasado en Iglesia hubo dos marchas pacíficas. Pidieron por justicia y reclamaron mejoras en salud.

 

A poco más de siete meses de la muerte de una bebé en Rodeo, la Justicia está cerca de una pericia clave para determinar si hubo o no responsabilidad en los médicos que la atendieron. Se trata del caso de Victoria Ponce, quien murió a los 34 días de nacer por una sepsis y luego de ser atendida por dos médicos, quienes le diagnosticaron bronquiolitis y le recetaron vapor cuando su cuadro se agravó. En el Juzgado de Jáchal estiman que en 10 días aproximadamente tendrán el resultado de un informe de especialistas para determinar la causa de esa infección generalizada y si pudo o no haber sido advertida a tiempo por los profesionales que la atendieron.


Esa es la parte fundamental que busca establecer el juez Pablo Oritja, a cargo del Juzgado de Jáchal y que lleva adelante el proceso judicial. Es que la pericia va a determinar si la sepsis pudo haber sido detectable o no, como también si hubo omisión o negligencia de los médicos al no derivarla a un centro de salud del Gran San Juan o si debieron al menos pedir estudios más profundos para evitar que la patología se agravara y terminara con la muerte de la bebé.


Por el hecho hay dos médicos en la mira, señalados por los padres de Victoria y de acuerdo a la denuncia. Es que, según la causa, primer llevaron a la bebé al centro de salud de Villa Iglesia y allí una profesional le diagnosticó bronquiolitis. La nena siguió mal y dos días después decidieron llevarla al hospital de Rodeo, a 35 kilómetros de su casa. Allí, otro médico le recetó vapor, de acuerdo a la denuncia. Al día siguiente, Victoria murió. Fue tal la indignación de los vecinos, que luego realizaron dos marchas pidiendo justicia por la nena y también mejoras en el sistema de salud pública de Iglesia. 

Los médicos ya afrontan un sumario administrativo en Salud Pública.


“Los resultados de la autopsia ya los tiene el área de Anatomía Patológica del Hospital Marcial Quiroga. Decidí enviar ese informe a los especialistas para que determinar la causa concreta de la sepsis. Estoy esperando esa conclusión, esa respuesta, para determinar si pudo o no haber responsabilidad de los médicos que la atendieron”, indicó Oritja.