La limpieza. Ayer se realizó la limpieza de la casa tras el incendio. Sacaron muebles y las pertenencias de la familia, que quedaron destruidas. La limpieza la realizó la Municipalidad de Rivadavia.

 

 

En el barrio UDAP II, donde vivían los González Saavedra, la familia que murió en el trágico incendio, todavía se respira dolor. La sorpresa de la tragedia hace que nadie quiera volver a contar lo que vio y los vecinos casi no abren las puertas cuando algún desconocido golpea. Es que aún no salen del asombro. En ese contexto, con ayuda de familiares, se realizó la limpieza de la vivienda. Muebles destruidos, bolsas repletas de cenizas y electrodomésticos irreconocibles fueron sacados por una cuadrilla que trabajó prácticamente en silencio. El mismo silencio que invade el vecindario. Y justamente, en ese mismo escenario, desde el Ministerio de Educación y de Desarrollo Humano comentaron que comenzaron a brindar asistencia a los familiares de las víctimas e incluso a los compañeros de la escuela.

El 2 de julio marcó un antes y un después para la familia de Rosana Saavedra y sus hijos Sol y Mariano González. Un feroz incendio causó la muerte de la madre y sus chicos, y la conmoción ante semejante tragedia trascendió a la familia. "Nos vimos sorprendidos y ofrecimos contención", dijo Mónica Gutiérrez, del Gabinete Técnico del Ministerio de Educación y explicó que seguirán trabajando tras el receso invernal con charlas grupales con los compañeros y docentes de los chicos y con los maestros de la escuela Perramón, donde trabajaba la mujer fallecida. "La contención consiste en ofrecen un espacio para que la gente hable. Son espacios grupales en los que se escucha y coordina pasos a seguir. Es para que el que esté mal y necesite hablar tenga con quién hacerlo", dijo y agregó que tras las vacaciones retomarán los encuentros. "El tiempo que trabajemos dependerá del estado emocional de los grupos. Hay personas que tienen procesos de duelos más cortos que otros", dijo.

Por su parte, desde el Ministerio de Desarrollo Humano comentaron que hasta el momento la familia no solicitó asistencia material y que ellos brindaron ayuda psicológica. "En estos casos se asiste principalmente al padre de los chicos y al hermano mayor -que tiene 20 años- pero si es necesario se puede brindar asistencia al resto de la familia", dijo Mirta Ormeño de Emergencia Social. "Los abordajes son relativos a cada persona y a la necesidad que cada uno tenga", agregó. Hasta ayer, se supo que la familia se mantiene muy unida, que el papá de los chicos y su hermano están viviendo en lo de un familiar, y que evitan hablar sobre la tragedia hasta con los profesionales. De hecho, los familiares que estuvieron ayer en la limpieza evitaron hablar. Es por esto, que Ormeño dijo que se acercarán más a la familia, en la medida que ellos lo soliciten, para respetar la intimidad.


 

> Datos

 

El más trágico

El incendio del lunes pasado es considerado el más trágico de la provincia a nivel doméstico, ya que al menos en los últimos 15 años no hay antecedentes de un caso con tres víctimas fatales. El viernes se supo que las pericias determinaron que las llamas se originaron por ropa que se secaba junto a una estufa.

 

Para recordarlos

En Lomas de Rivadavia, el club en que los tres hacían deportes, le pusieron Mariano González al clásico Torneo de Premini de Hockey sobre Patines que se juega en vacaciones de invierno. Mientras que los compañeros de la escuela de Sol comentaron que pintarán un mural en el colegio para honrarla.