Semitero de corazón. Carlos Espinoza es semitero desde hace 45 años y trabaja incansablemente. Gracias a este trabajo pudo criar a sus 9 hijos.

No puede contener las lágrimas cuando recuerda cómo pasó su niñez, rodeado de pobreza. Siente orgullo cuando muestra su casita, que para él es su tesoro más grande. Y no borra su sonrisa cuando explica cómo es el proceso para hacer sus producciones, que son deseadas por todos en La Bebida. Así contó su historia Carlos Espinoza, popularmente conocido como Carlitos, un hombre de 63 años que logró crecer gracias a las semitas que hace desde hace 45 años. Su trabajo de semitero le permitió criar a sus 9 hijos y poder tener una casa "de material", con muchas comodidades. Carlos será parte hoy de la segunda edición de la Fiesta de la Semita (ver aparte).

Al llegar a su casa, el olor a semitas recién horneadas seduce a cualquiera. De hecho, hay días en los que la gente hace fila en la puerta de la vivienda de Carlos para poder comprar las semitas con chicharrones, que tienen varios secretos familiares. Es por esto que todos los conocen como el señor de las semitas ricas.

Comentó que gracias a las semitas nunca más pasó hambre.

Carlos comentó que su niñez fue muy dura. Se crió sin papá y su mamá solía mandarlo a pedir pan. Antes de los 18 años comenzó a trabajar con su hermano que tenía una pequeña panadería y ahí aprendió el oficio. "Con el paso de los años comencé a hacer semitas de manera particular. Tuvimos años buenos y otros muy malos, pero nunca le sacamos el hombro al trabajo", dijo el semitero que comentó que en épocas duras salía en una bicicleta con un carrito a vender en la calle. "Lo bueno es que ahora la gente me busca en mi casa para comprar mis semitas, ya no tengo que buscar los clientes. Vienen personas de muchos lugares a comprar y eso que nunca hice publicidad", agregó Carlos que actualmente trabaja con su señora Alicia, con una de sus 9 hijas y con dos yernos.



Para él las semitas lo son todo en la vida. De hecho, dijo que gracias a este empleo, que es muy duro, pero que ama logró sostener a su gran familia. "En épocas de crisis nos juntábamos con otros semiteros para salir a vender. Incluso en momentos duros para el país, cuando había mucha pobreza, donaba lo que me quedaba sin vender a personas que lo necesitaban", dijo.



Carlos comentó que sus semitas tienen algunos secretos familiares, como por ejemplo calentar el horno a una temperatura elevada para que se cocinen de la mejor manera. "Además hago una pasta con chicharrones que luego la distribuyo en algunas de las capas de masa", dijo y agregó que lo más sacrificado de su trabajo es la cantidad de horas que le consume la preparación de las semitas. "Dormimos de a ratos", dijo Carlos y comentó que todas las madrugadas, cerca de las 2, comienza con la producción. "Cuando hace calor salimos a la galería del fondo y cuando hace frío entramos a un saloncito que tengo en la casa", dijo y agregó que a las 5 de la mañana comienza con la venta al público, pues hay varios cafeteros que le compran a él para revender.



Además de la producción de la madrugada, Carlos dijo que junto a su familia hacen otra "tirada de masa" después del mediodía para poder vender en la tarde. Es que ellos tienen clientes todo el día. Dijo que hay mañana en las que vende más de 3.000 semitas, a pesar de que sólo tiene un pequeño horno pizzero. "Poder tener mi casa y mis cosas, gracias a las semitas, es lo mejor que me pasó en la vida", agregó con los ojos llenos de lágrimas.


Hoy, la Fiesta de la Semita

Esta tarde se realizará la segunda edición de la Fiesta de la Semita. Será en la Residencia de Adultos Mayores Eva Duarte de Perón, en Rivadavia. Los abuelos serán los anfitriones de este encuentro. Durante la fiesta se realizará el concurso en el que participarán 19 representantes departamentales que harán sus semitas. Para los participantes habrá una gran variedad de premios, que incluyen una bicicleta con carro, amasadoras, hornos y sobadoras. Además, los participantes tendrán un espacio en el predio de la Fiesta Nacional del Sol 2019 para promocionar sus deliciosas semitas. La fiesta es con entrada libre y gratuita, desde las 16.



Además del concurso, se realizará una feria en la que venderán comidas, incluidas las clásicas semitas. Es que el objetivo de esta fiesta es potenciar a la semita como un producto tradicional de la provincia.



Durante la fiesta actuarán artistas de la provincia como Leo Jorquera, Daniel Giovenco, Doble o Nada, Ecos del Canto y La banda del Dogor, entre otros músicos. Mientras que por otra parte, los abuelos de la Residencia de Adultos Mayores Eva Duarte de Perón participarán junto al público de talleres en los que se les enseñará algunas recetas para hacer semitas. La idea es que los abuelos enseñen sus secretos para estas preparaciones.