En acción. El Juzgado de Paz Letrado de Chimbas, a cargo de Hebe Graciela Cattani, tiene actualmente 30.000 causas en trámite.


Servir a la comunidad, facilitar el acceso de la Justicia a los sectores más vulnerables, ayudar a los más carenciados y brindar un mejor ambiente laboral para los empleados son algunas de las metas que se impuso el Juzgado de Paz Letrado de Chimbas, hace un par de años. No sólo cumplió con estos objetivos, sino que además recibió un reconocimiento a nivel país por haberlo logrado. Ganó el segundo Premio Nacional a la Calidad en la Justicia, organizado por el Ministerio de Justicia y que reconoce la excelencia en la implementación de herramientas para mejorar la atención al público y el ambiente laboral. En este marco ofrece desde el servicio gratuito a domicilio hasta un rincón de relax para el personal. Hebe Graciela Cattani de Bazán, jueza a cargo de esta entidad judicial, dijo que el próximo 3 de diciembre les entregarán el premio en Buenos Aires.


En el 2016, el Juzgado certificó Normas ISO en el servicio de Mesa de Entrada, por la calidad de la prestación y ese fue el puntapié para seguir optimizando el trabajo. "El personal de Mesa de Entrada se capacitó para poder dar una respuesta a cada ciudadano que llega al juzgado, aunque su consulta no sea por un tema judicial. A veces nos preguntan dónde tramitar una ayuda social y nos encargamos de indicarle qué trámite realizar y dónde. La idea es orientarlos para que no pierdan ni tiempo ni dinero hasta dar con la repartición adecuada. Brindamos este servicio incluso a domicilio, a través del servicio itinerante gratuito con el que se visita a personas que no pueden acercarse por el juzgado", dijo Cattani.


Entre los servicios gratuitos y extras para el público, este juzgado ofrece también una sala infantil con juegos y entretenimiento para los hijos de los usuarios, un sector para cambiar a los bebés y hasta un espacio para amamantarlos. Prestaciones a las que también tiene acceso el personal del lugar que, además, cuenta con un espacio de relax que puede usar cada vez que lo necesite. El lugar incluye un cómodo sillón, un puf para apoyar los pies y una decoración especial con las fotos de los familiares de los empleados y frases de aliento. "A veces los empleados atraviesan por un mal momento y necesitan de 15 minutos para tratar de estar mejor y poder seguir desempeñándose correctamente. Por eso implementamos este espacio de relax", dijo la jueza.


La solidaridad es otra de las herramientas que este juzgado usó para acercarse a la comunidad. En el ingreso del edificio habilitó un sector para recibir donaciones de tapitas de gaseosas, que dona a Casa SAHNI, y de útiles escolares que luego reparte en escuelas de bajos recursos. En este sector también funciona un perchero solidario.


A todo esto se suma una biblioteca a la que pueden concurrir alumnos de diferentes escuelas. Gracias a estos servicios ganó el segundo premio a la Mejor Calidad en menos de un año. A fines del 2017 ganó el primer premio provincial que le dio el pase para participar en la instancia nacional de este año, en la que obtuvo el segundo lugar, entre 22 organismos judiciales de todo el país.

Para todos. La sala de recreación infantil que ofrece este juzgado está destinada a los hijos de los usuarios como a los del personal.

Detalles

Evaluación

El Juzgado de Paz Letrado de Chimbas recibió la visita de dos evaluadores del Ministerio de Justicia que durante dos días revisaron la documentación elaborada con las actividades que realiza esta entidad judicial y evaluaron su calidad de prestación. Elaboraron un informe que luego fue evaluado por el jurado.

Más servicios

Este juzgado también ofrece el servicio gratuito de una intérprete de Lengua de Señas. Se trata de Lorena Roldán que se desempeña en Mesa de Entrada y que también participa de las visitas a domicilio cada vez que es necesario, y en charlas que se realizan en las escuelas locales sobre el trabajo de esta institución.