Enfrentado. Antonio D’amico, secretario General de SUOEM, criticó al intendente Franco Aranda por dialogar con UPCN sobre subas salariales. 


La Sala Segunda de la Cámara de Apelaciones en lo Civil emitió un fallo clave que pone en jaque la principal herramienta de acción que lleva adelante el Sindicato Unión Obreros y Empleados Municipales (SUOEM) en Capital. No le dio lugar al amparo presentado por las modificaciones que llevó adelante el intendente Franco Aranda en marzo, sobre la recategorización de los trabajadores comunales y además, sostuvo que el Convenio Colectivo de Trabajo (CCT) del que se basa el gremio para plantear su lucha no está homologado y por lo tanto, carece de validez. 

Es el segundo fallo que SUOEM recibe en su contra, ya que en su momento lo hizo el Octavo Juzgado Civil, a cargo de Roberto Otiñano, resolución que fue apelada y recayó en la Sala Segunda de la Cámara de Apelaciones. 

El representante legal del gremio, Horacio Rodríguez del Cid, se mostró indignado por el revés judicial y anticipó que ya están trabajando en el recurso extraordinario de casación para presentar ante la Corte de Justicia.

 

Con agentes, becarios y contratados, Capital suma 2.500 empleados.



Del otro lado, el presidente del Concejo Deliberante, Juan Pablo Dara, criticó al gremio al sostener que “se ve que la herramienta que usan sólo sirve para sus propios intereses y no el de los trabajadores”. 

La disputa surgió en marzo cuando el intendente Franco Aranda decidió llevar adelante un cambio inédito dentro de la comuna, promover ascensos que habían quedado postergados por años. Para eso impulsó dos ordenanzas haciendo uso de la facultad que le brindaba la emergencia laboral municipal sancionada por su antecesor.

SUOEM se opuso al reclamar que la vigencia del CCT establece que para hacer modificaciones laborales, debe convocar al gremio en paritaria. La disputa llegó a la Justicia y Capital ya obtuvo dos fallos a su favor.