Para el recuerdo. En el marco del centenario de la escuela Normal de Jáchal, recopilaron fotos de casi todas las promociones de maestros que egresaron de esa institución.

Sabían construir una puerta, podían hacer una huerta, cocían, tejían y hasta tenían conocimientos de mecánica. Hacían de porteros, directores y maestros. Este fue el perfil profesional que tuvieron los maestros que egresaron de la Escuela Normal Regional de Jáchal, hoy, la Normal Fray Justo Santa María de Oro. Era tan multifacética su formación que estaban preparados para enfrentar todo tipo de vicisitudes. Por eso fueron los más buscados para las zonas rurales. Entre los años "60 y "70, decenas de ellos llegaron a Valle Fértil. La mayoría se radicó en ese departamento y allí formaron sus familias.

Estas historias salen a la luz hoy, cuando se conmemora el Día del Maestro y se recuerda el fallecimiento de Domingo Faustino Sarmiento.

Los maestros Nuñez, Cadenilla, Dojorti, Arnáez, Silva, Espinosa, Díaz, Godoy, las señoritas Tejada, Páez. Son innumerables los nombres de los docentes jachalleros que llegaron hasta el Valle. Muchos de ellos ya no viven.

"Esta escuela fue especial. Los maestros, tanto varones como mujeres estaban preparados para ir al campo. Tenían 18 años y a esa edad podían manejar solos una escuela. Por eso eran ideales para los sitios más alejados", cuenta Mirtha Silva, que es la actual rectora de la escuela Normal.

Eran "maestros orquestas". Sabían hacer de todo y estaban dispuestos hasta enfrentar al desarraigo para poder ejercer. "No era fácil irse de casa y dejarlo todo. Los solteros sufrían menos. Pero si se tenía familia, había que partir con todos", asegura Ricardo Aguado, un maestro jachallero que a principio de los "60 llegó a Valle Fértil.

Además de ser usina de docentes rurales, la Normal de Jáchal también recibió estudiantes de los departamentos alejados de San Juan, e incluso de La Rioja.

A lo largo de cien años, la escuela pasó por varios desafíos educativos.

Los primeros egresados fueron preceptores normales. En 1931 cambió su denominación por el de Escuela de Instrucción General y de Idoneidad Profesional. Entonces comienzan las gestiones para que se transforme en Normal algo que sucedió en 1932. Tres años después egresaron los primeros maestros luego de haber estudiado 4 años. En 1942 la duración de los estudios se elevó a 5 años y comenzaron a egresar como Maestros Normales Regionales, cuyos destinos eran principalmente Valle Fértil, Iglesia y Caucete. Aunque muchos maestros incluso dejaron la provincia para enseñar en al Patagonia.

En 1972 se creó el bachillerato común y un año más tarde el con orientación docente. Luego se creó el profesorado de Enseñanza Primaria.

La armada jachallera 

Opinión:  Por Marcos Carrizo
Reportero gráfico
Oriundo de Valle Fértil

"Unos llegaron solos, otros con sus compañeros de promoción. Por aquellos años las distancias más que en kilómetros se medían en tiempo. Necesitaban un par de días para llegar al valle. En su equipaje, además de las pertenencias también llevaban grande desafíos. Los varones iban a las más complicadas (zona de sierras), las mujeres se radicaban en la villa. Si bien su tarea principal era educar, por las necesidades de un lugar agreste, se transformaban en psicólogos, acompañantes terapéuticos, abogados y hasta a veces de justicieros. Fueron los artífices de grandes progresos educativos, el "profe" Aguado, de Educación Física y su esposa, la "profe" Élida, que organizaban las exhibiciones gimnásticas más imperantes que las olimpíadas. Recuerdo al profesor Arnaez, uno de los fundadores del Colegio Fuerza Aérea Argentina, su esposa, Rosa Arnobio, que tocaba el Himno en un piano blanco; la "señorita" Gladis Tejada, la inolvidable maestra de primer grado".