Tal cual había adelantado este medio, en la Universidad Nacional de San Juan (UNSJ) no habrá elecciones el 10 de junio. Debido al aislamiento social y obligatorio por la pandemia del coronavirus, no se han venido cumpliendo los pasos que establece el calendario electoral, por lo que el Consejo Superior decidió ayer suspender el cronograma. Como las definiciones de las condiciones de la cuarentena están en manos de la Nación y la provincia, en la casa de altos estudios no se habla de una fecha para el comicio, aunque la Junta Electoral seguirá trabajando para armar un esquema tentativo, dependiendo de las pautas que se vayan fijando con respecto a las restricciones.

Un punto que no se cerró, pero que en la próxima sesión (con fecha a definir) se sellará es la prórroga de los mandatos de las autoridades, los que vencen el 30 de junio. El director de General de Asuntos Legales, José Luis Miolano, había explicado que la situación de la UNSJ es inédita en el país, ya que la renovación que se dará a partir del 1 de julio es de todos los cargos, es decir, rector y vice, decanos y sus vices y consejeros superiores y directivos. En las instituciones universitarias en las que hay elecciones, los recambios son parciales. Por eso, señaló que, para evitar una acefalía total, "la única posibilidad es la prórroga de mandatos y, obviamente, la suspensión del calendario electoral y la elaboración de uno nuevo", cosa que planteó en el dictamen que se leyó en el Consejo.

Al ser consultada, la vicerrectora Mónica Coca confirmó que, al suspenderse el cronograma, no se llegará a la votación del 10 de junio. Por su parte, la presidente de la Junta Electoral, Laura Monserrat, explicó que ayer era el cierre de los padrones provisorios, lo que no pudo hacerse por el aislamiento. Así, comenzó a correr desde ayer la suspensión. Además, destacó que "vamos a trabajar en presentar propuestas y otro calendario al Consejo Superior, que es el que toma la decisión". Monserrat indicó que se irá viendo cómo se acomodan las fechas, en base a la posibilidad del regreso de la actividad en agosto, tal cual lo manifestó el ministro de Educación de la Nación, Nicolás Trotta. "Estamos pensando todos los escenarios, antes y después de agosto. Va a depender del decreto nacional sobre el aislamiento, que va a decidir el gobernador, entre otros puntos", resaltó.

Una vez que se defina la prórroga de los mandatos, es la Asamblea Universitaria la que deberá dar el OK final antes del 30 de junio, en una sesión por videoconferencia, como lo viene haciendo el Consejo Superior. El director de Asuntos Legales explicó que, al estirarse los mandatos, deberá modificarse el artículo 200 del estatuto universitario, el que indica que las nuevas autoridades deben asumir el 1 de junio. Como los próximos directivos tomarán la posesión de sus cargos después de esa fecha, consideró que se debe regular ese escenario, dado que se debe respetar la duración de cuatro años de los puestos. Y también manifestó que debe dejarse plasmada la prórroga ante circunstancias excepcionales y de fuerza mayor, como la que se atraviesa actualmente con la pandemia del coronavirus.