Con la conformación del Comité de Desarrollo Comunitario (CDC), integrado por habitantes y referentes de instituciones de todo el departamento, la comunidad de Iglesia se comprometió a realizar algunas estrategias para mejorar la calidad de vida. Y con buenos resultados. Por iniciativa de los vecinos llegaron a la comuna los primeros contenedores para separar los residuos domiciliarios. El objetivo es fomentar la limpieza en las calles y conciencia sobre la importancia del reciclado y del cuidado del medioambiente. Ya se instaló uno de los contenedores.

El municipio de Iglesia lanzó una campaña para terminar con los basureros clandestinos y el arrojo de basura en las calles, entre otros fines. Y esta medida generó más compromiso de la comunidad en cuanto al cuidado del medioambiente. Los vecinos de los distritos Rodeo y Tudcum que forman parte del CDC de la Zona Centro de Iglesia, elaboraron un proyecto de separación de residuos domiciliarios. Y consiguieron que la empresa Veladero les entregaras dos contenedores para este fin. 'El CDC también está conformado por el municipio de Iglesia y la empresa Veladero. Los vecinos proponen proyectos de acuerdo a las necesidad que observan en su distrito, la empresa provee los recursos y el municipio aporta la logística y la mano de obra para concretarlos. Así se obtuvo estos contenedores', dijo Elio Giuliani, secretario de Obras y Servicios de la Municipalidad de Iglesia.

Estos grandes contenedores tienen 5 compartimentos, diferenciados por color, para depositar por separado plásticos, latas, papel y cartón, vidrios y residuos peligrosos (baterías, pilas, artefactos tecnológicos, etc.).

El municipio de Iglesia se encargará de la recolección de estos materiales y de su traslado hasta la Planta de Tratamiento de Residuos, como también del mantenimiento de los contenedores. Uno de ellos ya fue instalado frente a la Plaza Benita Molina, en Rodeo, mientras que el otro se colocará en Tudcum, en los próximos días. 'Además, habrá un equipo de promotores que hará una campaña de educación y concientización para que los vecinos aprecien la importancia de separar los residuos, acción que termina por generar un ambiente saludable y empleo a través del reciclado', sostuvo Giuliani.

En el 2021, el municipio de Iglesia comenzó a trabajar en la separación de residuos con la instalación de 40 contenedores que formaron 20 islas de separación en Rodeo. Aunque esos contenedores sólo diferenciaron residuos orgánicos e inorgánicos. También sumó un equipo de promoción, conformado por 10 promotores que recorrieron las calles de Rodeo visitando a todos los vecinos para enseñarles sobre la separación en origen.