Al aire libre. Los Granaderos dieron una clase en plena plaza a los chicos que fueron de distintas escuelas. Enseñaron todo sobre su indumentaria y los secretos de la agrupación.

 

 

Que las botas altas las usaban para evitar los calambres de las piernas tras horas de cabalgatas, que la visera tiene un ángulo justo para mantener la mirada hacia arriba y el cuerpo perfectamente erguido y que las espuelas fueron diseñadas especialmente para dominar los caballos. Esto es lo que aprendieron los chicos de los Granaderos que desembarcaron en la Plaza del Bicentenario. Fue en el marco de la gira que está haciendo el Museo Móvil de Granaderos en el que se cuenta la vida del General José de San Martín. La actividad se realizó en el marco de la conmemoración de los 168 años del fallecimiento del prócer, que se cumplieron ayer.

Los granaderos se apostaron en la plaza de punta en blanco. Con sus imponentes trajes y un discurso didáctico, concentraron a los chicos en el pasto y ahí comenzaron a explicar cada detalle de su indumentaria. Luego llegó el turno de subir al museo que montaron en un colectivo. Así fue que en un espacio de 3 metros por 2,50 se condensó la interesante vida de San Martín y su gesta libertadora. Adentro del micro hasta había una réplica de la Bandera de Cabot, un pedazo de piso de su casa natal en Yapeyú, algunos cuadros, un traje típico de la época y una maqueta de la cordillera de los Andes, que representaba el Cruce Sanmartiniano. El micro llegó a San Juan el pasado 16 de agosto y se apostó en el departamento Sarmiento. Ayer estuvo en la ciudad, en la Plaza del Bicentenario, luego en el Parque de Mayo y concluyó en la Plaza 25 de Mayo. Hoy está en Calingasta.


 

Un éxito. El primer día, el Museo Móvil estuvo en Sarmiento, mañana se instalará en Calingasta y estará hasta el próximo lunes.

 

 

Poco espacio, mucha historia. El colectivo condensa toda la gesta sanmartiniana. Se proyecta hasta un video.