Por donde se lo mire este año fue diferente en cuanto a las colonias de verano que se realizaron en toda la provincia. Fue récord en cuanto a cantidad de asistentes y gente que trabajó en la logística.

Pero también tuvo su condimento especial en el cierre. Cada comuna realizó una gran fiesta para las colonias de su departamento por lo que no hubo una sola actividad de cierre. Estos festejos se realizaron entre el 3 de febrero pasado y el 7 de ese mes. Fue una explosión de alegría y creatividad.

En esta edición a las colonias asistieron unas 17.500 personas, entre niños y adultos, contra las 15.000 que fueron a las ediciones anteriores.

Además, a los chicos no les entregaron raciones de merienda sino que se les preparó un menú elaborado por nutricionistas. A esto se sumó que todas las colonias de los 19 departamentos tuvieron actividades acuáticas.

Algo que entusiasmó tanto a los chicos como a los grandes.
En las actividades de cierre, que se realizaron de manera separada, cada departamento largó la casa por la ventana. En general reunieron sus colonias en las plazas principales o en los clubes más grandes.

Allí, los chicos tuvieron que preparar presentaciones artísticas y hasta deportivas para mostrar que en las colonias, además de divertirse, fueron a aprender.



Algunos festejos
 

Creatividad a flor de piel

Los chicos de San Martín armaron grupos y les pusieron nombres. Cada uno estuvo identificado con un color y con un accesorio que los distinguió del resto. A esto se sumó la confección de la tradicional bandera.

 

Encuentro con toda la familia

El cierre de las colonias de verano de San Martín se realizó en la plazoleta Guayaquil. Participaron unos 750 niños y 50 adultos mayores. Además de familiares de los chicos, que sumaron unas 1.800 personas.

 

Despedida con bicicleteada

Las ocho colonias que funcionaron en el departamento de Sarmiento realizaron el cierre con un maratón que hicieron por la villa de Media Agua. Además, en Los Berros organizaron una bicicleteada.

 

Una plaza con colores

En Pocito explotó la alegría. Las colonias de ese departamento organizaron su despedida en la plaza principal. El espacio verde estuvo adornado con banderas de muchos colores que hicieron los chicos.