En infracción. A diario, los efectivos que trabajan en la Central de Policía estacionan sus propias motos en la vereda del edificio, pese a estar prohibido.

 

Los peatones tienen que hacer malabares para transitar por la vereda Norte de calle General Paz, entre Entre Ríos y Sarmiento, al costado del edificio de la Central de Policía. Todo a causa de la gran cantidad de motos estacionadas hasta en doble fila sobre este sector, pese a que está prohibido. Los vehículos corresponden al personal policial que se desempeña en este edificio y que, a pesar de estar en infracción, no recibe ningún tipo de sanción. Así lo confirmó el director de Tránsito de la Municipalidad de Capital, Jorge Oruste, quien agregó que se "trabajará" en una alternativa para que los agentes dejen de estacionar en ese sector. Algunos días hay 60 motocicletas estacionadas en esta vereda. Según la ordenanza municipal, es ilegal estacionar estos vehículos en las veredas.

En un principio, Oruste dijo que no estaba al tanto de esta situación y que "seguramente" los inspectores ayer no se percataron de la misma porque estaban cumpliendo funciones en otro sector de la ciudad. Pero, al enterarse de que todos los días hay un gran número de motos estacionadas ilegalmente sobre esta vereda, se comunicó con el jefe de Policía, Luis Martínez, para interiorizarse del caso. "Martínez me confirmó que las motos estacionadas en infracción pertenecen a los agentes. Dijo que las estacionan ahí porque les es muy difícil encontrar un lugar permitido y cercano para hacerlo. Este es un caso especial porque se trata de varias personas que se desempeñan ahí. Por eso vamos a trabajar en conjunto con la gente del Eco para tratar de solucionar el tema", dijo Oruste.

El funcionario agregó que se buscará habilitar un nuevo sector de estacionamiento para motos cerca de la Central de Policía. Aclaró que no será de uso exclusivo para los efectivos policiales, pero servirá para que muchos de ellos estacionen sus vehículos sin cometer una infracción. También agregó que mientras tanto, no se multará a los agentes que sigan estacionando sobre la vereda de General Paz. "Ahora nos vamos a reunir con el jefe de la Policía para ver cómo articulamos el control para que sólo los policías que se desempeñan en la Central sean los que estacionen allí sus vehículos", concluyó Oruste.

También dijo que se está analizando habilitar más sectores para estacionar motos en la ciudad, ya que los existentes resultaron escasos para la demanda. Agregó que en la zona comprendida entre calles Maipú y Esquiú y Pueyrredón y Urquiza se estacionan 10.700 vehículos por día, de los los cuales 2.700 son motos. Agregó que por día se labran 35 multas en promedio por estacionar motos en infracción.

 

Casos similares

 

 

En la intersección de calle Entre Ríos y avenida Córdoba es usual ver a las movilidades de la Policía mal estacionadas. En el caso de la foto, la camioneta está estacionada sobre la línea amarilla, algo que no está permitido. Pero además, parte del vehículo obstaculiza la rampa para discapacitados. Esta infracción se dio por avenida Córdoba. Los comerciantes de la zona indicaron que es usual ver este panorama. Si bien dijeron que los vehículos no están estacionados en infracción mucho tiempo, es moneda corriente verlos en el cordón amarillo o en las ochavas. Esto a pesar de que por la zona funciona el Estacionamiento Controlado y es usual ver a los inspectores municipales recorriendo el lugar. "Al ciudadano común no le dejan pasar una infracción. Pero a ellos sí", dijo un kiosquero de la Córdoba.