El barrio de los pinos. Un grupo de vecinos del barrio Huarpes se opone a la tala de unos ejemplares de un espacio verde que afirman que es una plaza.


En el barrio Huarpes, de Caucete, surgió una polémica vecinal por la tala de unos pinos que realizó un vecino que ha llegado tanto al Juzgado de Faltas como al de Paz de aquel departamento, y que involucra también a su municipio. Es que, según aseguran los vecinos, indignados con el caso, la erradicación se hace para crear un acceso vehicular desde la calle hasta la propiedad, donde están construyendo.

El debate se hizo evidente el pasado domingo, cuando se realizó la erradicación de uno de los añosos ejemplares que ocupan los espacios verdes del barrio. Como ya había sucedido lo mismo otras veces en los últimos dos meses, vecinos de la zona se convocaron y charlaron con los dueños de la propiedad lindante al espacio verde, autores de la tala, de apellido Rizzo y Agulles, quienes mostraron una autorización municipal para realizar la erradicación de seis ejemplares.

Luisa Garibay indicó que el espacio donde se encuentran los árboles son plazoletas públicas y que debido a que las viviendas son de dos plantas, la sombra que proyectan estos árboles es la ideal, por la altura que ya consiguieron en los 60 años de vida. Los vecinos fueron a la municipalidad para plantear el tema en la Dirección de Ambiente, donde habría salido la autorización, pero reconocieron que no recibieron una respuesta concreta ni satisfactoria, por lo que presentaron el tema en la Secretaría de Ambiente de la Provincia y en el Juzgado de Faltas de Caucete, cuyo titular es Julio Más. Desde Ambiente plantearon que realice también una investigación el Juzgado de Paz de Caucete, a cargo de Luciana Salva, donde el expediente se encuentra en estado de instrucción. Rizzo y Agulles ya presentaron la documentación: la presentación del pedido de la tala, efectuado el último 5 de mayo, y una autorización de erradicación de 6 pinos, con firma del 21 de mayo. Serán llamados a declarar tanto Rizzo y Agulles, como funcionarios del área de Ambiente del Municipio.

En 2017 la Secretaría de Ambiente de la Provincia descentralizó el manejo del arbolado público de Caucete e incluso y lo dejó en manos del municipio. Si bien la municipalidad cuenta con el poder para autorizar la erradicación de un árbol en el sector público, el planteo de los vecinos es sobre la presunta razón de la erradicación de estos ejemplares: eliminar parte del arbolado público para crearle un garaje a una propiedad privada en construcción.

Si el terreno donde se encuentran los pinos está asentado en la Dirección de Geodesia y Catastro como plaza pública, obligará a la autorización emitida a contar con otros argumentos.