Los carteles. Hay esquinas en las que los carteles están uno detrás de otro. Incluso algunos de la Municipalidad que fueron hechos sobre señales viales, que según Vialidad no pertenecen a ellos.


El acceso a Zonda, por la Ruta 12 (avenida Ignacio de la Roza) está lleno de carteles publicitarios. Heladerías, complejos de cabañas y restaurantes se adueñaron de las angostas banquinas para colocar esta señalización, con el objetivo de que la gente sepa dónde están emplazados. Sin embargo, eso está prohibido. Juan Manuel Magariños, director de Vialidad Provincial, dijo que tras hacer un recorrido por la zona detectaron que hay numerosos carteles que son un peligro para los automovilistas, pues no están bien ubicados y distraen la visual por la cantidad de colores, entre otras cosas. Es por esto que emplazarán a los dueños de los lugares que son promocionados en esos carteles para que los saquen. "La idea no es hacer que desaparezcan, pero queremos asesorar a la gente para que los mueva y los ponga en lugares que no sean peligrosos. Actualmente están colocados sin tener en cuenta la normativa vigente", dijo el funcionario. 

Zonda es, sin dudas, uno de los departamentos que más creció en relación a la oferta turística. Sobre todo luego de que abrió la Ruta Interlagos. En este contexto es que aumentó notablemente la cantidad de carteles que hay en los costados de la Ruta Provincial 12. "Son carteles hechos sin ningún criterio de seguridad, lo que hicieron es tratar de promocionar su empresa o emprendimiento. La idea no es complicar a los emprendedores, pero son tantos carteles que distraen a la interpretación de la cartelería vial; y nosotros algo tenemos que hacer", dijo Magariños y comentó que ayer, tras una inspección, comenzaron a hacer un relevamiento para contactarse con Turismo y poder buscar una solución. Sobre la peligrosidad de estas señalizaciones publicitarias Magariños comentó que hay varios factores que influyen. Incluso comentó que hay carteles que fueron hechos con rieles de las vías del tren. "Esto es muy peligroso. Nuestros carteles -por los viales- son colapsables. Es decir, que si alguien choca el cartel, éste se romperá pero no matará a nadie. Pero en el caso de que los que tienen soportes tan rígidos sería muy grave que alguien los choque", agregó, y dijo que ellos piden que la gente que quiera colocar sus publicidades se acerque a Vialidad para recibir asesoramiento, pues los carteles deben estar a una cierta distancia de la calle, deben respetar una gama de colores y un tamaño máximo. "No vamos a dar muchos detalles de la normativa -a través de este medio- porque no se pueden invadir las banquinas. Queremos explicar los lugares donde sí pueden colocar carteles para que sean útiles e inofensivos para el tránsito", resaltó.

> Una trampa

Según Magariños las banquinas son vías de escape y no pueden estar invadidas por carteles, que además son muy coloridos y distraen. Además, en varias esquinas de Zonda los carteles publicitarios están obstaculizando a la señalización vial que hay en la zona.


> Accidentes

Durante varios años las estadísticas del Ministerio de Gobierno ejemplificaron la peligrosidad de los "objetos fijos" junto a las calles. De hecho, en 2016, 2017 y 2018 alrededor del 20% de los muertos en accidentes de motos chocaron contra carteles, árboles y postes.