Tras el fin de semana trágico en el que 6 personas perdieron la vida en siniestros viales, siguen saliendo a la luz algunos datos que dejan en evidencia que la imprudencia es la principal causa de estos hechos. En los últimos tres años, el hablar por celular mientras se maneja un vehículo es una mala conducta que se mantiene en el top 4 de las infracciones, pese a ser ilegal y peligrosa. Marcelo Naveda, jefe de la División Tránsito de la Policía de San Juan, dijo que a pesar de que no se tiene discriminadas las causas de las infracciones de tránsito, hablar o chatear por este medio es una de las más frecuentes, y que escaló posiciones durante la cuarentena.

En este marco, Naveda agregó que del 1 de enero al 31 de octubre del 2019, se labraron 23.123 actas de infracción por violación a las normas de tránsito. En esa oportunidad, el uso del celular mientras se maneja ocupó el 4to puesto, luego del no uso del cinturón de seguridad, de la falta de seguro obligatorio y del no uso del casco. En tanto que durante el mismo período del 2020, esta infracción escaló dos posiciones y se ubicó en el 2do lugar, tras el no uso del cinturón. Si bien no se pudo determinar las razones de este crecimiento, la hipótesis más firme es que fue proporcional al crecimiento de la virtualidad que impuso la pandemia. "Esta conducta se vio más frecuentemente durante la cuarentena donde la mayoría de los trámites y hasta el trabajo se hicieron virtualmente. Pero esa época ya pasó y se sigue incurriendo en esta infracción que preocupa. Creo que ni siquiera se trata de desconocimiento, sino de falta de sentido común", dijo Naveda.

Entre enero y octubre de este año fueron labradas 18.000 actas de infracción y el uso del celular mientras se maneja volvió a ocupar el 4to puesto.

Por su parte, Carlos Romero, a cargo de la Dirección de Transporte y Movilidad de la provincia, también dijo que es preocupante "ver la cantidad de conductores hablando por celular mientras circulan". Y que de seguro esta conducta es causante de siniestros viales fatales. "En la Dirección no tenemos detalladas las causas de los siniestros viales, pero si se analizan los números se puede suponer que el uso del celular es una de ellas", dijo el funcionario, quien proporcionó algunos datos sobre la siniestralidad en la provincia.

En todo el 2019 fallecieron en total 100 personas en siniestros viales sin participación de terceros, de las cuales 35 murieron tras chocar contra un objeto fijo, volcar o sufrir una caída. Mientras que en 2020, de los 70 fallecidos, fueron 28 los que perdieron la vida en un siniestro sin participación de otros. Y de los 61 fallecidos en lo que va de este año, 21 murieron en situaciones similares.

Abel Hernández, subsecretario de Seguridad, dijo que para que esta conducta cambie sólo queda apelar a que la gente tome consciencia porque de nada sirve multar al infractor si con eso no aprende a respetar las normas y a valorar su vida. "El conductor que va a 100 km por hora y decide leer o escuchar un mensaje del teléfono, no se da cuenta de que a esa velocidad recorre 60 metros en un segundo. Cuando vuelve a poner atención al camino ya es demasiado tarde", dijo.

La sanción

Hablar por celular mientras se maneja es una infracción que se multa con 50 Unidades Fiscales, cuyo valor se saca tomando como referencia el precio de la nafta más cara, que actualmente ronda los $113.90. El monto a pagar es de unos $5.695.