Desde el Comité de Crisis Covid-19 del Gobierno definieron anoche seguir con la flexibilización de las actividades que ya estaban establecidas y lo que se encuentra en estudio es la apertura desde el lunes de deportes al aire libre, como running y ciclismo. La decisión se tomó luego de la conmoción que generó el cuarto caso de coronavirus, dado que se trata de una médica del Hospital Rawson que violó los protocolos sanitarios y tuvo contacto con su hermano infectado. No fue lo único, ya que continuó con su vida laboral y social como si nada durante 11 días, exponiendo a todo aquel con el que estuvo cerca. Por eso, en el Ejecutivo salieron a identificar y buscar a todas esas personas para contener un eventual impacto epidemiológico. Los testeos e hisopados serán clave en esta etapa, dado que irán evaluando la situación sanitaria de la provincia, la que, por ahora, no se ha visto afectada.

La gestión uñaquista había pasado esta semana a una nueva fase de la cuarentena, de mucho mayor flexibilización, que incluyó una extensión horaria en el comercio, en shoppings, en el servicio de delivery y retiro de pedidos para el sector gastronómico, y la autorización a los grupos de riesgo a salir a comprar en horarios determinados, sumado al resto de actividades liberadas debido al status sanitario que ostenta la provincia.

La aparición del cuarto caso de coronavirus sembró dudas en el Gobierno, sumado al malestar que reflejó la población. Es que la persona contagiada trabaja en el Hospital Rawson y tuvo contacto con su hermano transportista que había sido traído en un vuelo sanitario de la provincia desde Buenos Aires, al que, tras su arribo, le detectaron que tenía Covid-19. Por la transgresión a las normas de seguridad y no haber realizado el aislamiento obligatorio, en el Ejecutivo denunciaron a la profesional, quien ya se encuentra bajo investigación de la Justicia por haber violado las medidas para evitar la propagación de una enfermedad y, en el caso de que se concrete, de haber diseminado el contagio de manera imprudente y negligente, además de enfrentar la acusación por incumplimiento de sus deberes de funcionario público (ver aparte).

En conferencia de prensa, el asesor Letrado de Gobierno, Carlos Lorenzo, también señaló que se disparó un sumario administrativo el cual determinará si hubo otras responsabilidades en el principal centro de salud, ya que hay constancias de que personal advirtió la conducta irregular de la médica y no tuvo ningún freno durante más de 10 días.

Frente a ese escenario, las autoridades gubernamentales ya identificaron a unas 45 personas del entorno de la profesional con las que tuvo contacto, entre las que se encuentran familiares directos a quienes les han dado negativo los testeos de coronavirus. "Vamos a seguir trabajando en la contención del impacto", aseguraba anoche una fuente oficial. El control es clave y en el Gobierno decidieron seguir con las actividades que se habían flexibilizado. Lo que sí está en estudio es la apertura de deportes al aire libre, lo que estaba previsto para el próximo lunes, aunque las autoridades veían casi como un hecho su postergación. En este caso puntual dependerá de la aprobación de los protocolos de seguridad sanitaria por parte de la Nación y de cómo avancen los testeos en la provincia. Este último punto también es crucial para ver la evolución del status sanitario de la provincia tras el cuarto caso de contagio, el cual marcará el rumbo de todas las actividades.


Declaraciones
 

En conferencia de prensa, la ministra de Salud, Alejandra Venerando, dijo que "la conducta imprudente y negligente de esta profesional nos obliga a responder con todo el peso de la ley". La funcionaria negó tener amistad con la médica.