De Facebook a una mesa de café y luego a una reunión formal, para terminar en una comisión organizadora que logró apoyo municipal. Así se gestó la Fiesta del Reencuentro Pocitano que se hará entre el 3 y 5 de febrero en la plaza departamental.

Se trata de un festival que tiene una particularidad: fue creada y motivada por el orgullo de ser pocitanos. La está organizando un grupo de vecinos y consiste en que los habitantes de ese departamento se reúnan esos días y lo hagan con otros que viven en diferentes lados, tanto de la provincia como fuera del país.

La Fiesta del Reencuentro ya tiene al menos 24 artistas que se presentarán en el anfiteatro de la plaza. Todos son del departamento y se ofrecieron a cantar sin cobrar un peso, motivados por el espíritu de la celebración. Además, habrá stands de artesanos, puestos de comida y serenatas.

Por su parte, como la idea es resaltar la idiosincrasia de los pocitanos es que a lo largo de las tres noches exhibirán en pantalla gigante fotografías históricas o de la vida cotidiana del departamento, aportadas por la comunidad.

Además, vecinos actuales o que viven en otras provincias y países enviarán mensajes recordando el terruño, en segmentos que no pasarán los 10 segundos.

El Festival del Reencuentro fue tomando forma a medida que avanzaron las reuniones. Se armó una comisión vecinal y, con mucho esfuerzo y sacando horas a sus actividades diarias, incluso lograron el apoyo formal de la Municipalidad de Pocito, que cedió el anfiteatro de la plaza Libertad para el evento. Además, en el camino la fiesta cambió de nombre porque el proyecto original se llamaba “Festival del Amigo”, aunque siempre con el mismo objetivo.

Así, durante tres días y con pocitanos de distintas lados e incluso unos exvecinos que ahora viven en Norteamérica y ya confirmaron su asistencia, entre el 3 y 5 de febrero se hará la celebración. 
De esta manera, el Festival del Reencuentro, que en principio aspira a mantenerse en el tiempo, se convertirá en la tercera fiesta departamental.

La celebración más importante y convocante de Pocito son las patronales de Santa Bárbara, mientras que la otra es la Noche de los Talentos, organizada por la parroquia.

 

VECINOS

MARIO GONZÁLEZ - Jubilado

Nació hace 65 años a metros de la plaza departamental y fue alumno de la escuela Antonino Aberastain. Mario se fue a probar suerte a Nueva York en la década del ‘70 y se quedó a vivir allá, aunque todos los años visita Pocito. Ya se jubiló y ahora se dedica a viajar por el mundo junto a su esposa. “A cada lugar que vamos, incluso hasta en el Vaticano, mis fotos de recuerdo siempre son con una bandera argentina y la palabra Pocito”, dijo.

 

OSVALDO OLMOS - Docente

Es uno de los gestores del Festival del Reencuentro y un fanático de su departamento. Osvaldo tiene 54 años y durante muchos estuvo a cargo de Arbolado de la Secretaría de Ambiente de la provincia, además de que es docente en tres escuelas agrotécnicas de Pocito. Está casado y tiene 3 hijos y de niño vivió a unas cuadras de la plaza, mientras que de casado se mudó, pero siempre en el corazón del departamento.

 

FRANCISCA Y HÉCTOR - Jubilada y constructor

Francisca tiene 85 años y Héctor, uno de sus hijos, 63. Ella nació en la zona de Mendoza y 13 y, ya con su familia, luego se mudó a Villa Barceló. Tiene 6 hijos, 26 nietos y 13 bisnietos y jamás vivió en otro lado que no fuera su departamento. Héctor vive en Canadá desde 1977, cuando buscó otro porvenir, desde entonces nunca deja de visitar a su madre y a su Pocito queridos, como ahora, con la excusa perfecta del Festival del Reencuentro.