Experiencia única. Los chicos disfrutaron de cada posta. Sobre todo, el desafío que implicó realizar distintas actividades con los ojos vendados. Patearon la pelota y hasta corrieron sin poder ver.

 

Sin dudar, el nene tomó la cuerda y empezó a guiar por el andarivel a su compañero que tenía los ojos vendados. En pocos segundos corrieron varios metros. El primero guió al segundo y así ambos pudieron experimentar las vivencias de una persona ciega. Esto fue lo que pudieron aprender ayer unos 600 alumnos de 20 escuelas sanjuaninas al participar del II Encuentro Provincial Saludable, Deportivo y Solidario, en el marco de la actividad llamada "Ponete en el Lugar del otro". Así, el programa "Nutrición en Vivo", desembarcó en el predio de El Palomar con muchas actividades para aprender hábitos saludables y para compartir. Además participaron las escuelas de Educación Especial José A. Terry, Bilingüe y Braille.

Distribuidos en distintas canchas y hasta en el sector donde se realiza atletismo, los chicos pasaron por distintas situaciones y tuvieron diversos desafíos. Todo esto fue realizado con la colaboración de los estudiantes de Educación Física de la UCCuyo. Es por eso que una mañana intensa ya que hubo muchas postas en las que tuvieron que pasar algunos obstáculos.

Canto para todos. Un grupo de alumnos interpretó una canción en Lengua de Señas.


A esto se sumó que tres colectivos simularon aulas didácticas donde se les enseñó cómo comunicarse con personas sordas y como tratar o guiar a quienes no pueden ver. Luego vino la parte más dinámica. En otro sector del predio, las postas, cada una con un nombre de fruta, estuvieron localizadas en las canchas. Tratar de avanzar pateando una pelota con los ojos vendados fue uno de los desafíos que más atrajo. Luego llegó el turno de patear penales, también sin poder mirar. Esto gustó sobre todo a los más chiquitos.

Lo que se buscó con estos juegos fue que los chicos videntes pudieran experimentar por unos segundos lo que viven las personas que no pueden ver. El trabajo en equipo también formó parte de la propuesta ya que en otras de las postas uno de los chicos tuvo que guiar a otro mientras corría con los ojos tapados. Todo esto, alentados por las docentes que acompañaron a los grupos.

Pero los juegos no terminaron allí. Hubo hasta interpretación de canciones en Lengua de Señas y el final fue un picnic saludable donde abundaron frutas de todos los colores para que los chicos aprendan a alimentarse.

 

Kioscos saludables
 

El programa Nutrición en Vivo impulsa los kioscos saludables en las escuelas y enseña a los chicos a alimentarse adecuadamente. Ayer había un kiosco en el que abundan frutas de todos los colores y un puesto de hidratación.


Programa educativo
 

Nutrición en Vivo es un programa que tiene más de 20 años y busca incentivar buenos hábitos alimenticios en las escuelas. Pero también trabaja con el tema solidario y por eso apunta a la integración en las actividades que programa.