Martín Galvarini Recabarren se crió en el consultorio de su abuelo. De allí heredó su pasión por la medicina que lo llevó a perfeccionarse por varios lugares del mundo. Recientemente el profesional sanjuanino junto al equipo de trabajo del Hospital Alemán de Buenos Aires, fueron distinguidos por la revista "Endoscopy" por una investigación científica donde presentaron al ácido acético (vinagre blanco) como elemento fundamental para las colonoscopías.

La revista, una de las más importantes del mundo en esta rama de la medicina, publicó recientemente la primera fase del trabajo realizado por los médicos argentinos que constó de un video explicando todos los argumentos donde especifican la importancia del vinagre para la realización de estos estudios. Fue tanta la valoración que incluso fueron invitados para realizar la presentación del trabajo oral en el Congreso de Chicago que fue postergado para el año próximo por la pandemia del Covid-19.

"El vinagre blanco es una herramienta fundamental para detectar un pólipo a tiempo".
MARTÍN GALVARINI - Médico cirujano y endoscopista

¿En qué consiste la teoría argentina? Galvarini la explicó: "La idea es tratar de distinguir algunos pólipos que encontramos en la colonoscopía. Los pólipos que se encuentran en el colon derecho suelen pasar desapercibidos porque tienen una coloración muy parecida a la mucosa normal del colon derecho. En cambio utilizando el ácido acético que es el vinagre al 3%, se puede generar una reacción química que nos permite detectar este tipo de pólipos y así poder hacer el reconocimiento más fácil. De esta manera con la recepción endoscópica evitamos la progresión al cáncer de estos pacientes, antes recién nos dábamos cuenta cuando estaba avanzado", comentó el sanjuanino.

Esta primera fase de la investigación fue la publicada por la revista y ahora el equipo médico, en donde ocho profesionales son los que están al frente, trabajan a destajo en una nueva instancia que consiste en un tratamiento aplicado a 200 pacientes que se encuentra en proceso de finalización. Después de haber sido publicado el estudio en "Endoscopy", el médico sanjuanino recibió buenas críticas por parte de sus colegas de todo el país y varias partes del mundo: "Utilizar el vinagre es algo que ya veníamos haciendo en varios estudios pero nadie lo pudo demostrar y en la ciencia, cuando no demostrás con un trabajo escrito, no alcanza un valor y queda como un simple rumor. Hemos recibido buenas críticas de colegas que nos incentiva a seguir trabajando para terminar el ciclo de trabajo", comentó.

La utilización del vinagre blanco o ácido acético será fundamental para mejorar la calidad de la colonoscopía: "Que el profesional tenga todos las herramientas para poder hacer un buen estudio y poder encontrar la mayor cantidad posible de pólipos malignos para sacarlos y evitar que la gente se enferme de cáncer y poder tratarlos de manera preventiva. Un pólipo si no se detecta en 5 años termina siendo un cáncer invasor o en 10 años una enfermedad de metástasis a distancia", argumentó.

El médico de 33 años se anima a decir que el vinagre blanco tiene una precisión casi exacta y no tiene descripta ninguna reacción en contra del paciente. "Queremos que esto se divulgue rápido porque de esta manera mejorará la calidad de vida de la población y podrá prevenirse enfermedades como el cáncer", explicó el sanjuanino.

Joven pero con extensa trayectoria

 

Martín Galvarini Recabarren tiene 33 años. Repartió sus estudios entre la Escuela Superior Sarmiento, Medalla Milagrosa y Central Universitario. Hizo la carrera de Medicina en la Universidad de Córdoba y la residencia en Buenos Aires en los hospitales Pirovano y Alemán, donde hoy se desempeña. Además hizo su residencia en Estados Unidos (Chicago y Nueva York).