De un momento a otro, el centro sanjuanino se cubrió de color en la mañana del domingo. Fue en el marco del tradicional homenaje realizado por la colectividad boliviana a la Virgen de Copacabana.

 

La actividad comenzó a las 11, con una misa en la Catedral, y siguió con una procesión en la que participaron unos 600 danzantes.

 

Los trajes coloridos y la música que emana felicidad llamaron la atención de gran cantidad de personas que se acercaron para participar y fotografiar el llamativo evento.

 

Mirá las mejores imágenes en la galería de fotos.