En andas. La boxeadora profesional Cecilia Román se consagró campeona mundial en 2017 y retuvo dos veces su título en 2018 en tierra sanjuanina.
 

 

La noche del 4 de agosto de 2017 quedará en la historia del boxeo sanjuanino, ya que la peleadora Cecilia Román ganó claramente su combate en Buenos Aires por el título mundial gallo de la Federación Internacional de Boxeo a la "Barbie de Acero", Carolina Duer, que arrancaba en los papeles como amplia favorita. De esta manera, Román se convertía en la segunda boxeadora sanjuanina en consagrarse campeona del mundo, ya que unos meses después, la chimbera Leonela Yúdica defendió exitosamente su quinta pelea por el título mundial FIB de la categoría mosca frente a la japonesa Furukawa.

 

Cifra


6.000 Fue aproximadamente la cantidad de espectadores que presenciaron la quinta defensa del título mosca de la FIB por parte de la sanjuanina Leonela Yúdica en el Aldo Cantoni. 


Las emociones de Cecilia Román comenzaron a repetirse en San Juan luego de obtener el ansiado campeonato. En septiembre retuvo por primera vez su título frente a una contrincante venezolana, aunque la celebración se vio teñida por dudas en el fallo. Sin embargo, y como el "deporte siempre da revancha", el pasado mes de abril y frente a un excelente marco de público que colmó el renovado estadio Julio Mocora, Cecilia volvía a retener el título mundial gallo, por puntos, frente a la insistente Ana María Lozano.

 

Arriba. Los potentes brazos de la sanjuanina Leonela Yúdica sosteniendo por quinta vez sobre su cabeza el cinturón de peso mosca de la FIB.

 

Por su parte, la velada que consagró nuevamente a Yúdica tuvo un marco de público excepcional, que llegó a casi 6 mil personas en el mítico estadio Aldo Cantoni. La victoria quedó reflejada de forma unánime en las tarjetas de los jueces, que marcaron dos de ellas 100 a 90 y una 99 a 91. Destacados referentes del boxeo determinaron que de las cinco defensas realizadas por Leonela, ésta fue la que mayor contundencia mostró, empleando una buena táctica, esperando a la nipona que se venía y recibía las potentes manos de la sanjuanina. Por su parte, Román tuvo una noche soñada en la obtención del título: dominó toda la pelea, salvo del 5 al 7 round, donde la campeona pudo imponer sus credenciales. Pero al principio, y sobre todo al final de la pelea, la sanjuanina dominó con movimiento, estilo y guapeza. En el último round, con la pelea ganada por puntos, fue al cruce con Duer y terminó dejando una impresión impecable. Ganó en fallo dividido y hubo una fuerte repulsa del público a la primera tarjeta, que dio ganadora a Duer.