Crear un punto focal en el espacio verde es fácil. La propuesta son arbustos con distintas características, pero cada uno presenta una condición que llama la atención. Toma nota de estos:

Berberis

Berberis thunbergii var. Atropurpurea. Las plantas del género berberis son arbustos muy ornamentales, que se pueden tener prácticamente en cualquier rincón del jardín, patio o terraza con la certeza de saber que será difícil que enfermen. De hecho, no solo son bastante resistentes a las plagas y a las enfermedades, sino que también soportan heladas.


Fotinia

Photinia fraseri, es uno de los arbustos más utilizados para la decoración de jardines. Se trata de la photinia fraseri. Esta planta pertenece al género Photinia y es el ejemplar más común y popular de todos. Destaca por una gran resistencia y facilidad en su cultivo. Se trata de un híbrido con hojas de color rojo


Azarero

El noble y resistente azarero, comenzó a florecer y deleita con su perfume que se mezcla con el de los azahares, si bien es considerado un arbusto muy común y a veces invasor porque se resiembra solo, presenta una resistencia a nuestro clima y el perfume de sus flores es único. Sus hojas son de un verde brillante. Un deleite en primavera.


Olea Texana

Las oleas son arbuestos de hoja perenne, apreciados por su rusticidad y fácil cultivo. Al igual que todos los Ligustrum, el japonicum y el lucidum tienen un crecimiento rápido y resultan aptos para una gran variedad de suelos, siempre que no estén encharcados. Las oleas tienen hojas de color verde oscuro. Sus flores, que crecen en panijas grandes y cónicas, son de color blanco y muy pequeñas. Aparecen en la primavera y llenan el aiure de un aroma dulzón.


Abelia

La Abelia es un arbusto de jardín, provisto de una abundante y hermosa floración, existen una gran variedad de especies. Es muy ornamental tanto en primavera como el color bronce en otoño. Se adapta bien a todo tipo de suelo.


Nandina 

La Nandina domestica es una planta que se caracteriza por tener hojas verdes que se tornan rojas o anaranjadas en otoño. Alcanza una altura de 2m, y resiste sin problemas las heladas. Sin embargo, no es capaz de aguantar temperaturas altas. Si las temperaturas se sitúan por encima de los 35ºC hay que mantenerla con el sustrato/suelo húmedo para evitar que se sequen sus raíces. Dada la belleza cromática que tienen sus hojas se puede emplear como planta ornamental durante distintas épocas del año.


Corona de novia

No se trata de la preciosa corona que llevan a veces las mujeres que están a punto de casarse, sino a un hermoso arbusto cuya especie es Spiraea cantoniensis y a la que se conoce por el nombre de Corona de Novia o Spiraea del Japón.Alcanza una altura de 1 o 2 m., por lo que queda genial como cerco de mediana altura o incluso como ejemplar aislado, ya que cuando florece es todo un espectáculo. Sus delicados pétalos blancos ocultan a las hojas, haciendo que se vea muy, muy bonita.