En esta temporada se están dando resultados buenos y muy buenos en lo que respecta a kilos obtenidos por hectárea, en los distintos materiales, específicamente en simientes de cebolla. Las heladas de setiembre afectaron muy poco a este sector, no hubo alteraciones serias. 


Se ha avanzado mucho en la polinización de lotes, con una organización sectorial, basada en años de especialización, y a cursos de capacitación brindados por especialistas en Senasa, delegación regional Cuyo, ubicada en Alvear y 25 de Mayo. 

 

MAQUINARIA de procesamiento nueva. Hay mejoras constantes. 


La instalación de equipos de goteo ha optimizado el recurso, más la eficiencia aplicada ha permitido realizar superficies mayores en fincas. También se han sumado sitios antes marginales a la producción, gracias a contar con este recurso. 


La incorporación de maquinaria de procesamiento a su vez, ha agilizado las tareas de trillado y limpieza de semillas. Varias máquinas de la firma Bec-car se han sumado a las ya existentes. 


La colorimetría final, paso previo al envasado, mediante separación de todo material extraño a lo solicitado por el cliente, en varios casos, ya es posible. Productores vinculados a la exportación tienen en funcionamiento estas máquinas, de alto costo, y brindan servicio para terceros, además de terminar cada lote propio con la más alta pureza. 

 

GPS de lotes. El inspector Fernando Luzi midiendo parcelas a campo. 


En el mercado interno, luego de una campaña anterior exitosa, hay un gran stock de semilla disponible, con existencias guardadas, más la cosecha actual kilera, indica que será un año de ventas algo complicadas. 


En el caso de la exportación, más difícil por el manejo de híbridos selectos, en promedio ha sido buena en kilos, con el serio inconveniente de las cláusulas de sobreproducción que colocan las empresas extranjeras para regular, cuando son altos los volúmenes obtenidos. Asimismo, también han agregado ahora estas cláusulas para la producción de bulbos.

 
Esta semana se recorrieron lotes con el ingeniero agrónomo Fernando Luzi, de Asprosem, quien es encargado de marcar los puntos con gps, para realizar la georreferenciación de parcelas y confeccionar el mapa provincial. Informó a Suplemento Verde que el 6 de febrero vencieron las inscripciones, y se han registrado todos los lotes para sembrar o plantar en el Valle de Tulum, Ullum y Zonda, más Jáchal, Iglesia y Calingasta.