En el este sanjuanino, el departamento Valle Fértil posee una fuente de abastecimiento y dinámica de riego diferente al resto de la provincia de San Juan. En este distrito la confluencia de climas diferentes y una mayor precipitación pluvial, hacen al agro depender de las lluvias.


En este sentido Oscar Vega señala que "hoy contamos con muy escasas lluvias. Hace 3 años que llueve muy poco. Por eso es muy importante que ya estemos terminando la monda o limpieza de los canales".


Otra acción importante, "es la impermeabilización del canal Cuarto, en conjunto con el área técnica de hidráulica y el municipio. Se trata de 900 metros que corren al costado de la ruta 511 en la zona de Valle de las Chilcas".


"Para departamentos como el nuestro, donde regamos con aguas temporarias, es muy importante poder mantener limpios los canales y el resto de la red de riego", indicó sumando luego: "Estamos terminando la limpieza del canal, de tierra, que corre paralelo y que tiene unos 2 kilómetros de extensión. También estamos realizando la limpieza y reparación de los casi 8 kilómetros de canales impermeabilizados que irrigan las zonas de Baldes del Sur y Baldes de Astica".


SUBSUELO

"Por la sequía existente en todo el país, es clave para nosotros conocer el estado de los acuíferos o aguas subterráneas en nuestro oasis. Hidráulica no tiene perforaciones en el Valle, por eso es muy importante el trabajo de la Secretaría del Agua y los estudios de cuantificación del agua subterránea", indicó el productor.


"Otro tema crucial es el trabajo que está haciendo el INTA Valle Fértil, a cargo del Ingeniero Pablo Vitale, en el marco del relevamiento provincial de la superficie cultivada", sentenció Vega.


ABASTECIMIENTO

También el director de la escuela Agrotécnica Ejército Argentino, agrónomo Carlos Mercado, fue consultado por la situación hídrica del Valle, en su calidad de miembro titular de la junta de riego. Comenzó enumerando las hectáreas cultivadas que aproximadamente tiene este departamento: "contamos con unas 50 hectáreas de alfalfa para la ganadería local, unas 85 hectáreas de olivos a las que se suman unas 100 hectáreas bajo riego de una empresa yerbatera en la zona de Usno; pero que no conocemos que superficie cultiva y unas 6 hectáreas cultivadas por la escuela Agrotécnica".


Eso es todo lo que ha quedado en Valle Fértil de agricultura, después de la privatización de la energía eléctrica a fines del siglo pasado. Por ello para Mercado "es muy importante el relevamiento de la superficie cultivada y el estudio del acuífero".


Comentó que "si no hay lluvias no se alimenta la cuenca del río San Agustín o río del Valle que suma unos 200 kilómetros cuadrados. Este río recoge las lluvias de las sierras de Usno, Chaves, Riveros y Elizondo, a través de afluentes como los ríos Usno, Los Bretes, La Junta y Otarola entre otros. Estos ríos alimentan nuestro dique, reservorios y acuíferos", sentenció finalmente el agrónomo Mercado.


NÚMEROS

10, 6  Son los kilómetros de la red de canales vallistas que se están dejando en condiciones entre la Junta de riego, Hidráulica y el municipio.