El día que aparece la primera estría es una verdadera sorpresa que no debe pasar desapercibida si la idea es evitarlas o mejorarlas, ya que el paso del tiempo no es el mejor amigo de estas lesiones en la piel. ¿Parece un problema de pocos? En general sí, pero es más común de lo que se puede imaginar. Los estudios dermatológicos indican que afectan alrededor del 70 al 90 por ciento de las mujeres y del 40 al 60 por ciento de los hombres en algún momento de sus vidas. En definitiva un problema "muy común" que en muchas personas genera preocupación. Verónica Godoy, médica dermatóloga, explica los motivos por los cuales se producen, cómo prevenirlas y qué hacer si ya han aparecido.

"Las estrías son el resultado de la rápida expansión de la piel, lo que supera su capacidad de adaptación. Las principales razones incluyen los cambios de peso, sea por aumento o pérdida, que estira la piel y pueden desencadenar estrías. También pueden aparecer durante el embarazo cuando el cuerpo experimenta cambios significativos que pueden causarlas, especialmente en el abdomen y los senos. Otro factor en los adolescentes es el crecimiento rápido porque experimentan un estiramiento de la piel debido a un proceso acelerado que puede desarrollar estrías. Finalmente la predisposición genética también juega un papel importante. Algunas personas son más propensas a desarrollarlas que otras", indica la doctora Godoy.

A continuación se detallan una serie de cuidado para prevenirlas

* Hidratación constante: Mantener la piel bien hidratada es crucial. Beber suficiente agua y usar cremas de buena calidad e hidratantes que ayuden a mejorar la elasticidad de la piel.

* Control de peso: Evitar cambios bruscos de peso es esencial. Adoptar hábitos alimenticios saludables y realizar ejercicio regularmente contribuyen a mantener un peso estable.

*Dieta equilibrada: Una dieta rica en nutrientes es esencial para la salud de la piel. Además de buen colágeno bebible que debe sugerir el médico dermatólogo.

* Ejercicio moderado: La actividad física regular no sólo contribuye al bienestar general, sino que también ayuda a mantener la elasticidad de la piel.


¿Qué hacer cuando aparecen?

Si los cuidados no dieron el resultado esperado o aparecieron por sorpresa, también es recomendable seguir estas sugerencias brindadas por la especialista en dermatología.

* Autoaceptación: Reconocer que las estrías son parte natural de la vida y del cambio del cuerpo. Adoptar una actitud positiva hacia ellas es fundamental para la salud mental.

* Consultar al médico dermatólogo: Ante la preocupación por las estrías, se debe acudir al médico dermatólogo. Allí recibirá orientación personalizada y opciones de tratamiento.


Más perjudicadas 

Las mujeres tienden a experimentar estrías con mayor frecuencia que los hombres, especialmente durante períodos como el embarazo y la adolescencia. Sin embargo, ellos también pueden desarrollar estrías, especialmente en situaciones de rápido crecimiento o aumento de peso.

También las zonas donde aparecen es distintiva de cada género.

En mujeres afecta lo siguiente.

* Abdomen: Durante el embarazo, el crecimiento del abdomen es una causa común de estrías.

* Senos: El aumento de su tamaño puede llevar a la formación de estrías.

* Caderas y muslos: son áreas propensas a cambios en el peso y al estiramiento de la piel.

En los varones las zonas más afectadas son

* Espalda: pueden aparecer en la espalda debido al crecimiento muscular rápido.

* Brazos: Los cambios en el tamaño del bíceps y tríceps pueden causar estrías.


Su evolución 

Las estrías tienden a seguir un patrón de evolución que va desde un color inicial rojo o morado hasta un tono blanco nacarado con el tiempo:


Estrías rojas o moradas

Cuando son recientes, suelen tener un color rojo o morado debido a la inflamación y la ruptura de pequeños vasos sanguíneos. En esta etapa, las estrías son más susceptibles a tratamientos y cambios en la apariencia.

Estrías blancas o nacaradas

Con el tiempo, las estrías maduras tienden a perder la coloración roja o morada y se tornan blancas o nacaradas. En esta fase, son más difíciles de tratar, ya que la lesión inicial ha pasado y la piel ha cicatrizado.

Tratamientos posibles

Si bien en redes sociales pueden aparecer productos que prometen dar solución a este tema, no siempre cumplen las expectativas. Por ese motivo la doctora Verónica Godoy aconseja que "en realidad el tratamiento para las estrías debe ser personalizado y realizado por un médico dermatólogo, quien determinará cuáles son las opciones de acuerdo con las características del paciente". Entre las técnicas más usadas que serán evaluadas por el profesional para cada persona figuran las siguientes.

* Colocación de cremas con retinoides, que estimulan la producción de colágeno, y la renovación celular, mejorando la apariencia de las estrías, según cada caso personal también con ácido hialurónico, vitaminas, entre otras.

* Microdermoabrasión: son procedimientos que promueven la renovación celular y mejoran la textura de la piel afectada.

* Dermapen: estimula elastina y colágeno de forma natural.

* Mesoterapia: es la introducción de sustancias específicas, que además de tratar las estrías, generan colágeno y elastina.

"Por supuesto que todos estos tratamientos deben ser realizados por un médico dermatólogo. En consultorio veo muchos pacientes que antes de la consulta compran un sinnúmero de tratamientos mágicos, que no existen, lo mejor es consultar al médico, y si hasta llegar a ese momento estamos muy ansiosos, usar la crema Bálsamo Cicaplast de LRP, dos veces por día. Este producto es para estrías, muy segura y eficaz. Luego se complementará al momento de la consulta con el tratamiento más adecuado para cada paciente", indica la profesional.

Muy común entre las personas

Las estrías son un fenómeno común, pero con el cuidado adecuado y una actitud positiva, es posible reducir su impacto en la piel. La prevención mediante hábitos saludables y la búsqueda de orientación profesional son pasos esenciales hacia una piel sana y radiante. 

"Aceptemos y cuidemos nuestro cuerpo en todas sus etapas. Cuando vemos fotos o videos, nos sentimos mal con nuestro cuerpo, recordemos que la mayoría están editados, que no son pieles reales. Veo un efecto nocivo de las redes y las publicidades a nivel de belleza que terminan generando baja autoestima e inseguridad en los pacientes", dice la doctora Verónica Godoy. 

El dato
Dra. Verónica Godoy
Dermatóloga
Turnos al whatsapp: 2646 302079