En el mundo actual la mujer se siente exigida por muchos factores, pero hay uno que le agrada mucho y así se comprueba porque tanto los centros estéticos como otros centros de salud, están a la orden del día con las demandas femeninas, sean jóvenes o adultas, acerca de las mejoras tanto en su cara como en el cuerpo.

Es cierto también, que los modelos se imponen y abundan tanto por redes sociales como en el mundo fashion. Llegar a conocer hoy los últimos tratamientos para la mujer es sólo un click, y puedes ver a los estéticos más afamados de las celebrities. Desde las revistas, el teatro y la televisión y pasarelas internacionales, parecen producidos como prototipos a seguir. Cabe entonces la pregunta... ¿Cuál es la imagen de belleza ideal predominante hoy? Parecen estar conviviendo dos imágenes poco compatibles entre sí. Por un lado, el modelo de la belleza monolítica ofrecido desde algunos medios que propone -como parámetro- una fachada de muñeca eterna. Una idea mercantilizada, donde cada pieza puede comprarse a medida y lista para consumir, con la ilusión de alcanzar un imposible que por definición es inalcanzable. Una belleza que reniega del paso del tiempo y de las marcas que va dejando una vida bien vivida. Una belleza despersonalizada, prefabricada, ficticia y plástica. Por otro lado, y en línea con los valores actuales de disfrute cotidiano, la espontaneidad, la autovaloración, la vitalidad y la preservación, con una visión más sensible; la de una belleza plural, profunda, con densidad. Que reconoce y celebra lo singular, los matices, la identidad respecto de los demás y a través del tiempo; una que no se construye por sumatoria de partes, sino que es integral. Pero esa belleza real se ha transformado paulatinamente en una belleza integral, sin resignar la satisfacción y el impacto positivo que genera encontrarse con una buena imagen de sí mismas frente al espejo. Así lo afirma el Dr. Guillermo Babik, cirujano estético, que comienza su charla de esta forma. "Al consultorio vienen muchas chicas jóvenes que desean hacerse algo en el rostro. Esto se debe a una mezcla de factores sociales, culturales y económicos, porque la mujer siempre se quiere ver bien. Y, esto lo afirman las mujeres de 50 años diciendo: "si el bótox hubiera existido cuando tenía veinte años, seguro que hubiera empezado a colocármelo a esa edad. Y, agregan, si estos productos que existen ahora los hubiera tenido a mi alcance, seguro que hubiera empezado antes". Pero en este devenir creo que hay una fuerte presión de las redes sociales y de todo el mundo de las celebrities e influencers, "la mujer se tiene que ver bien". Para mí, y eso que trabajo de lo estético, es un error ya que la mujer no tiene porqué ser perfecta, ni de rostro ni físicamente. El crecimiento de la mujer es notable en la última década, la igualdad entre el hombre y la mujer sobre todo intelectualmente es mucho más importante, incluso creo que la mujer actual puede dominar el mundo porque es muy sobreexigida en todos los aspectos de la vida, quizá es madre, profesional, esposa, amiga y deportista.

A la hora de atender a una paciente, trato de ser mesurado, por ejemplo cuando vienen las jóvenes de 24 o 25 años al consultorio, siempre me pregunto y les pregunto: ¿qué te quieres hacer? Y, por supuesto que lo primero que me sale bajo mis lineamientos éticos, es aconsejarlas que no se toquen todavía. Además, son muy lindas, entonces, no entiendo que se quieren retocar o mantener, algo que todavía no necesitan. También influye el prototipo actual de algunas mamás grandes con sus arrugas. Entonces, las hijas dicen yo no quiero llegar a eso, se ven una mínima línea en la frente y desean empezar a borrársela, por ahí esto es aceptable como prevención, en pequeñas cantidades de producto y más espaciadas las colocaciones para que esto no se convierta en una obsesión. Pero en la mayoría de los casos trato de ser mesurado y de no incentivarlas sino de ser consciente y de que tomen conciencia ellas también. Pero es la mujer la que avanza y desea colocarse un poco más porque les gustó. 

Los productos estéticos

Las grandes empresas farmacéuticas son las que inventaron los productos que se utilizan en estética hoy. Estas son las de primera línea, las que se imponen a nivel internacional, es lo más relevante en el mercado. Pero los productos que se vienen utilizando hace muchos años y que no han sido invasivos en la utilización son: el Sculptra y el Ácido poli-l-láctico, lo inventaron en el 2009 para los pacientes con HIV, con la finalidad de darles una apariencia estética mejor. Después que fue creado para ese fin, empezaron a pedir permisos para utilizarlos en la población en general. El Sculptra desde ese año hasta hoy la FDA, recién hace dos años que otorgó el permiso para utilizar este producto en personas, en diferentes partes del cuerpo. El Sculptra "es un producto que ayuda a partir de los 25 años, con la pérdida de colágeno. Nuestra piel ya no lo produce, por lo que el tratamiento con este producto ayuda a que la piel lo produzca de nuevo. De allí, que se le considera un bioestimulador".

Evidentemente se puede comprobar que los procesos son lentos y los permisos se van relegando. Hoy el mercado se extendió a empresas coreanas que son la meca de la producción de los productos estéticos. Ellos han sacado un ácido poli-l- láctico con diferentes marcas y lo comercializan a nivel mundial y se venden a precios más económicos. Estas empresas buscan sus intereses según donde están las poblaciones que más demandan, por ejemplo, hay una empresa Sueca maneja una toxina que compite con el bótox, entre otros productos más. Las patentes se venden a Estados Unidos y muchas de estas empresas asientan sus fábricas allí, porque la población es más fuerte allí. Otra es Merck, Alemana, que fabrica hidroxiapatita, seomin (toxina botulínica)y ácido hialurónico. La empresa Allergan de Estados Unidos, tiene bótox, ellos son los que largaron con el invento, ácido hialurónico, y el año pasado recién han sacado el bioestimulante HarmonyCa. "Este es un tratamiento inyectable muy novedoso que combina ácido hialurónico e hidroxiapatita de calcio para mejorar la flacidez, recuperar el volumen, tratar surcos, estimular el colágeno y generar un efecto lifting progresivo, sin perder nuestra expresión natural. Se coloca en cualquier zona que tenga flacidez". Pero esto no es un invento nuevo, porque la hidroxiapatita que utiliza Merk se llamada Radiesse, está en uso desde el 2007 en el mercado. Quiere decir, que lo vienen usando hace mucho tiempo. El ácido hialurónico existe desde el 2001 y lo único que han hecho es combinarlo con la hidroxiapatita, hoy se presenta como un producto nuevo, pero en realidad es algo que ya existía. 

Los productos más usados a nivel mundial

El bótox es el producto estrella, un 45% de población a nivel mundial lo utiliza. Luego viene el ácido hialurónico, con sus diferentes utilidades tanto como relleno (boca, nariz y pómulos) y como skinboosters ( microinyecciones de sustancias de relleno de baja densidad que nutren e hidratan la piel en profundidad) y además, se usa en cremas, mesoterapia y en distintos productos.

Los productos fabricados en Argentina, están todos aprobados por el ANMAT. La empresa Futerman (Arg.) tiene la hidroxiapatita y ácido hialurónico y un ácido hialurónico que se usa de relleno corporal. El producto viene en jeringas de 1ml y de 3 o 4ml. Se utiliza para rellenar pozos en los glúteos, en lipoaspiraciones, cuando quedan algunos huecos y los resultados son similares también.

Más tratamientos

Se está utilizando mucho la armonización facial, hay parámetros estéticos en las caras por proporciones, distancias, tamaños y medidas. Esto se tiene en cuenta para dicha armonización, por ejemplo la distancia que tiene que haber entre los ojos, el tamaño ideal de frente, el tercio medio y el inferior tienen que ser simétricos. Entonces, cuando existen algún tipo de asimetrías, uno trata estas carencias con rellenos. El rejuvenecimiento facial consta de tres pilares: la combinación del bótox, ácido hialurónico (que es hidratación) y bioestimuladores. Este es el tridente que se está utilizando para rejuvenecimiento y potenciamiento de la juventud facial. El bótox en tercio superior, el hialurónico en todas partes como relleno o hidratante y el otro sobre todo en contornos. Es lo que se fomenta que se realice.

Cuando alguna parte se cae por laxitud, se puede llevar a cabo un tratamiento de tensado, para lo cual hay otros productos, siendo la primera opción un lifting.

Y, cuando hay exceso de grasa, como por ejemplo la papada, se pueden hacer tratamientos con quemadores de grasa, lipoaspiración o con aparatología. Hoy son muchos los tratamientos corporales y faciales.


Las reacciones frente al producto


Es muy raro que se produzcan reacciones, pero no se descartan las que tienen alergia al producto, esto ocurre con frecuencia en los labios, cuya solución es utilizar de inmediato un corticoide. En mi caso en particular como soy médico, tengo todo preparado para cualquier complicación. Otra cosa que puede llegar a surgir, pero que a mí nunca me ha sucedido, es con el ácido hialurónico, al ser un gel que se inyecta puedes tapar una arteria o vena y produce una isquemia y falta de irrigación en el tejido, puede haber una necrosis (muerte del tejido) Pero se soluciona con Hialuronidasa, es de la familia de enzimas, cuya función es degradar el ácido hialurónico. Pero sí existen complicaciones, para ello estoy muy actualizado y relacionado con colegas de Buenos Aires, Córdoba, Chaco, Mendoza y San Juan.

El dato sorprendente del Doctor Babik

Llevo 20 años desde que me recibí haciendo formación en cirugías oncológicas, de urgencias y de cabeza y cuello, una especialidad que pocos la realizan, son patologías muy selectivas. Creo que mí crecimiento ha sido acorde, pero desde que empecé estética ha sido logarítmico, es mayor, me buscan y conocen más por la estética que por mi formación médica de cirujano de cabeza y cuello. 6 años de medicina, 4 años de cirugía general, 3 de cirugía de cabeza y cuello todo esto mucho más complejo e importante en comparación con lo estético. He presentado muchos trabajos científicos, incluso uno con premio Nacional que presente en un Congreso de la Asociación de Cirugías Argentina, Y, sin embargo, estas cosas es como que no importara, tanto como la importancia que la gente le da a la parte estética. Es decir que son más los pacientes por lo estético que por necesidades post quirúrgicas en mi consultorio. 


El mundo de lo estético

No hay un parámetro a seguir, ¿hasta dónde se llega?, ¿cuál es el límite? No hay respuesta a esto porque la mujer sigue viniendo a que le des solución a las cosas que ella propone. La mayoría viene por bótox, tratamientos con ácido hialurónico y los bioestimuladores, como HarmonyCa, Radiesse y el Sculptra y lo piden no sólo personas grandes, sino chicas de 35 a 40 años. Esto se debe a que pueden prevenir la formación de flacidez y de arrugas en la cara. Otra demanda grande es la reducción del rollito del abdomen o piernas, muchas están preocupadas por la celulitis. Pero vienen más por la cara que por el cuerpo. En cambio, la mujer mayor le preocupa más la cara, el cuello y la blefaroplastía (cirugía de párpados y bolsitas, esta sólo la practico en quirófano).

En junio participaré de un Congreso Internacional en Brasil de cosmeatría y estética sólo para médicos. Estados Unidos y Brasil son los polos estéticos más grandes del mundo, son pioneros e innovadores en el tema. Nosotros tenemos la suerte de estar al lado de Brasil y aprender mucho de ellos. Deseo aclarar para la sociedad que un cirujano plástico, es el que puede hacer cirugía en quirófano, como por ejemplo las mastoplastías, las dermolipectomía, los lifting, etc. "La dermolipectomía es una intervención que consiste en eliminar el exceso de piel, grasa y flacidez en cualquier zona del cuerpo con la finalidad de corregir abdómenes distendidos, brazos descolgados, piernas flácidas, etc".

Médico estético es cualquier médico puede hacer la formación que dura dos años, y te permite hacer todo los que hemos desarrollado en la nota.

Dentro de la medicina estética hay mucho que venden como elixir algún tratamiento y no son tan así. Lo mejor es enfocarse en los resultados y en una buena consulta médica. Hay una sobre información acerca de ciertos tratamientos que no son tan eficaces y engañosos. 


Todo un experto

El Dr. Guillermo Babik, estudio medicina en la Universidad de Córdoba, realizando su residencia en Cirugía General en el Hospital Guillermo Rawson de San Juan. Fue Jefe de Residentes (año 2005). Su título de Médico Cirujano otorgado en el 2000 por la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad Nacional de Córdoba. Luego en el 2004 obtiene el título de Especialista en Cirugía General, otorgado por el Ministerio de Salud de la Nación. En el 2005 La Asociación Argentina de cirugía le otorga el título de Especialista en Cirugía General.

Fue docente en la cátedra de Cirugía de la Universidad Católica de Cuyo (2003-2008)
Miembro de la Asociación Argentina de Cirugía (MAAC). Fue becado por la Academia Argentina de Cirugía en el año 2007 para especialización en cirugía de cabeza y cuello.

Desde el 2008 al 2011 fellow de Cirugía Oncológica, Maxilofacial y Plástica de Cabeza y Cuello en Clínica Montes, Mendoza. 

En 2014 recibió el título de Especialista en Cirugía de Cabeza y cuello por el Consejo Deontológico Médico, de la provincia de Mendoza.

Ha presentado numerosos trabajos científicos y disertaciones en congresos nacionales e internacionales.

Tengo matrícula nacional, de San Juan, de Mendoza y matrícula de especialista en cirugía general y en especialista de cabeza y cuello. 

MP 3065 (San Juan) - MN 126973