Chicos de seis departamentos mineros generaron sus propias empresas en el marco de “Aprender a emprender”, el programa que brinda oportunidades a jóvenes estudiantes de escuelas secundarias para que puedan prepararse para su futuro con herramientas que les permitan iniciarse como emprendedores. Jáchal, Calingasta, Iglesia, Valle Fértil, Sarmiento y Albardón, son los departamentos mineros que participan del total de 18 departamentos sanjuaninos. Desde un kiosco escolar, alfombras de piel de chivo a mini parrillas ecológicas, forman parte de las opciones de estos jóvenes emprendedores. “El programa lo que busca es que los chicos aprendan por cuenta propia el conocimiento de cómo funciona una empresa. La idea es que tomen las riendas, sean los directores de su compañía y también los obreros”, contó Julián Olivera, uno de los coordinadores del programa. 

 

El programa "Aprender a Emprender" es de la Fundación Junior Achievement Argentina, en la provincia lo desarrolla "San Juan Innova", mediante una vinculación entre el Ministerio de Producción, Ministerio de Educación, la Secretaría de Ciencia Tecnología e Innovación y la Agencia Calidad San Juan. Junior Achievement los provee del material didáctico,  con objetivos que los alumnos deben cumplir en tiempo y forma: La organización de la empresa, elección de los directores, selección del producto, capitalización (el dinero para elaborar su producción) y por lo cual deben vender acciones. Este año el programa se extenderá por 22 semanas, al cierre de esta edición iban por su semana 10 y hace 3 meses que iniciaron.

 

Esto significa que la gran mayoría de los alumnos están en su etapa de ventas de productos, además de llevar un registro de reuniones con el personal, materiales que adquieren, producción, ventas y aspectos financieros. “El perfil de los productos o servicios es variado, en el caso de los chicos de departamentos mineros que en su mayoría pertenecen a departamentos alejados, esto les sirve como una diversificación de opciones laborales, fundamentalmente y lo que buscamos para todos es que sirva de herramienta para insertarse en el mundo del trabajo”, amplió Olivera. En este sentido, la certificación que obtienen al final del programa actúa como un antecedente laboral ya que es una actividad de la que debieron participar y comprometerse durante más de un año. Algo así como un primer trabajo.

 

Este año el programa cubre a 51 escuelas de la provincia, tanto de gestión pública como privada, con orientación técnica, agroindustrial, agrotécnica, bachilleras, comerciales, normales, arte e instituciones de formación profesional. Participan 67 docentes que acompañan en el desarrollo del programa y apoyan a los alumnos a desarrollar sus emprendimientos. A su vez hay 38 voluntarios que colaboran aportando su experiencia laboral como lo es el caso de licenciados en márketing, administradores de empresas, empresarios, emprendedores, contadores, comerciantes, diseñadores gráficos y expertos en marketing. En esta edición te contamos algunas de  las experiencias desarrolladas por alumnos pertenecientes a departamentos mineros.  

 

Calingasta / Donald Buffet, kiosco

La idea inicial fue un buffet con servicio de cafetería y demás, pero no contaban con tiempo y dinero para construir y poner en marcha el proyecto. Rearmaron el concepto y es así que surgió el kiosco escolar “Donald Buffet”, el proyecto de los chicos de 5to y 6to de la Escuela Técnica Gral. Manuel Savio de Calingasta. El kiosco está abierto de 8 a 11:30 hs y de 13 a 18 hs, con atención en momentos de recreo donde ofrecen golosinas, jugos, semitas, sopaipillas y golosinas. “Somos trece personas entre quinto y sexto, y nos hemos dividido en cuatro grupos para atender, la idea es que todos estemos involucrados en las tareas y participemos en conjunto”, dijo Juan González, director general de la compañía. En lo inmediato, la intención de los chicos es obtener ganancias que les permitan comprar un mueble para su mercadería.  

(Contacto:  Juan González, 2645621191)

 

 

Jáchal / Aladdin JR,  alfombras recicladas

Los chicos de quinto año (las tres divisiones) de la Escuela de Comercio Eusebio Dojorti, Jáchal, dieron forma a “Aladdin JR”  una compañía dedicada al diseño, fabricación y comercialización de alfombras artesanales, utilizando en su proceso productivo materias primas reutilizables, fruto del reciclaje y reutilización de tejidos de lana en desuso y remeras viejas de algodón. “Hemos tenido buena repercusión en la gente y ya nos estamos preparando para el Día del Niño, hemos tenido pedidos de alfombritas de Mikey y Frozen y pensamos en una propuesta para el nivel inicial de nuestra escuela”, explicó Ricardo Hernández, director general de esta compañía. La firma cuenta con un catálogo para que los clientes puedan elegir el diseño de su alfombra, la cual es presentada en un packaging ecológico. 

(Contacto: Ricardo Hernández, 2644652790)

 

 

Valle Fértil / Mohair Alfombras, alfombras de chivo

Puesta en valor de las costumbres de antaño este fue el espíritu que movilizó a los chicos de la Esc. Agrotécnica Ejército Argentino y dio lugar a “Mohair Alfombras”, alfombras de cuero de chivo hechas a medida especialmente por ellos. “En la zona la gente consume chivo pero tira el cuero en crudo y no se le da valor, nosotros decidimos aprovecharlo y a su vez rescatar la práctica del curtido que estaba perdida”, explicó Victoria Romero, miembro del grupo de sexto año que lleva adelante el proyecto. Los chicos aprendieron las técnicas de curtido y es así que producen sus alfombras artesanales que pueden ser redondas o cuadradas. “A la gente del pueblo les gustó una idea que haya recuperado lo nuestro”, sumó Victoria. Las alfombras pueden adquirirse desde los $400 en adelante dependiendo tamaños y forma.

(Contacto:  2644681858, [email protected])

 

 

Iglesia / Bigge, huevos caseros

Los chicos de sexto año de la Esc. Agrotécnica Cornelio Saavedra de Rodeo (Iglesia) hicieron uso de formación agrotécnica y es así que surgió “Bigge” dedicado a la producción de huevos caseros. Ya tenían algunas gallinas ponedoras en la escuela, compraron otras, algunos papás les donaron y alquilaron un espacio físico en el cual cuidan y alimentan a las aves. “Nos vamos alternando con los chicos del grupo, en una tarea que hacemos en la mañana y la tarde. La ventaja de nuestro producto es que es mucho más económico que el que pueden comprar en algún negocio de aquí y son huevos caseros”, contó Alex Cerdera, director de marketing de esta compañía. Venden sus productos en contenedores reciclados de botellas y cartón, y tienen una promoción de $55 a partir de los cinco cartones de huevo.

(Contacto: Alex Cerdera, 2645522223)

 

 

Albardón / April, jabón líquido

 

Buscaron precios, oportunidad, diferenciación. Así nació “April” el jabón liquido fraccionado y distribuido a través de un servicio puerta a puerta por los chicos de la Esc. Tec. de Cap. Lab. Sofia Lenoir de Klappenbach, Albardón. Los chicos ofrecen el producto en botellas recicladas de 1 a 3 litros. “Nuestra idea había comenzado por la producción de jeans, pero era complicado. Analizando otras opciones llegamos a lo del jabón que nos daba un mayor margen de ganancia y es un producto de alto consumo”, contó Ana Díaz, directora general de la compañía Klappenbach integrada por quince jóvenes. Su servicio puerta a puerta es la característica diferencial, con el plus de que es gratis. El jabón se vende por encargo y lo ofrecen a $12 el litro.

(Contacto: Ana Díaz 2645117867)

 

 

Sarmiento / BNF, mesas recicladas

 

Hijos de caleros en su mayoría, los chicos de quinto año de la Esc. De Nivel Secundario de Los Berros, apostaron al reciclaje para definir el producto de su compañía. Es así que iniciaron la producción de mesitas y floreros reutilizando tubos de cartón prensado de los rollos de film que se usan para paletizar las bolsas de cal. “Con los tubos hacen las patas de las mesas y con tarimas que se usan para soporte de las bolsas de cal, hacen la parte de arriba que lijan y barnizan;  los floreritos que hacen las chicas además decoran con ramas de jarilla del lugar y florcitas de Goma Eva”, contó Mercedes Cerda, profesora de economía del grupo y quien los coordina. Las mesas son de diferentes tamaños y pueden adquirirse desde $250 y los floreritos a $130.

(Contacto:  2644138942)