El pasado 24 de noviembre fue presentado un interesante proyecto de ordenanza de promoción del desarrollo científico, la investigación y el estudio de la reproducción genética, así como la creación de un laboratorio y banco genético de animales exóticos, animales en riesgo de extinción, de animales autóctonos y de ganado mayor y menor.

El proyecto elaborado por el doctor Raúl Alonso, concejal rivadaviense, dispone la promoción de la construcción de un laboratorio en la sede del Parque Faunístico, ubicado en la localidad del Pinar.

En su fundamento, el proyecto pretende atender la posibilidad cierta de desarrollar ese tipo de actividad, y para tal fin la norma prevé justamente la convocatoria de distintos sectores académicos, organismos gubernamentales y no gubernamentales, que pueden vincularse al municipio a tal fin. Así se prevé la convocatoria a la Facultad de Ciencias Biológicas de la UNSJ, la Secretaría de Ciencia y Tecnología, el Ministerio de la Producción y la Universidad Católica de Cuyo entre otras instituciones públicas y del sector productivo privado.

Las nanotecnologías, la ingeniería genética y la microbiología molecular son algunas de las ciencias con mayor inversión en los países desarrollados y según destacó el doctor Alonso, si pensamos que estamos hablando del San Juan que persigue sin descanso su proyecto estratégico: el Túnel de Agua Negra; este proyecto cobra una importancia superior, ya que podríamos mejorar genéticamente nuestros productos ganaderos con vista a la provisión de alimentos al mercado de consumo más grande del mundo, esto es el Sudeste asiático.

El concejal explicó que el proyecto también produciría una importante jerarquización de nuestro Parque Faunístico tanto a nivel nacional como internacional y existiría la posibilidad concreta de comercializar los servicios de dicho laboratorio, no sólo en lo referido a animales exóticos o en riesgo de extinción, sino también respecto a las necesidades de productores ganaderos de la región que se interesasen en mejorar genéticamente su producción ganadera.

Es de destacar que toda esta actividad, además, permitiría pensar en la seria posibilidad de autofinanciar el Parque Faunístico.