Según informó a Suplemento Verde  el ingeniero agrónomo Juan Agustín Recabarren, Extensionista de la Asociación Tomate 2000, se trabaja en el Protocolo para el Uso Seguro de Productos Fitosanitarios en el Cultivo del Tomate para Industria. 


"Este protocolo -dijo- plantea certificar la total trazabilidad de la materia prima obtenida, registrando las actividades en el campo y en el cultivo, y con el firme objetivo de asegurar la calidad e impedir la contaminación del producto final. 


Esto se llevara a cabo a través de la implementación de las Buenas Prácticas Agrícolas (BPA) en todos los productores de la Asociación Tomate 2000". 

 


Los principales aspectos que se evaluaran a partir de la próxima campaña son:


1) Manejo de productos fitosanitarios y de fertilizantes. 2) Depósitos de agroquímicos (certificación). 3) Gestión de envases vacíos. 4)     Calibración y mantenimiento de la pulverizadora (certificación). 5) Capacitaciones en las temáticas relacionadas al protocolo.


"Esto tiene como objetivo -explicó- acreditar un sello de calidad de la Asociación Tomate 2000, el cual será colocado en los productos de tomate procesado que estén regidos bajo este protocolo".