Para conocer las acciones del ente rector del agua de riego en la agricultura local y las medidas acordadas por las Juntas de regantes para hacer frente a la extrema sequía actual, Suplemento Verde de DIARIO DE CUYO dialogó con el productor e ingeniero agrónomo Maximiliano Delgado, director del Departamento Hidráulica.

ic>


"Comenzamos en el ciclo 19-20 un relevamiento de cultivos en el ciclo para poder ver qué superficie tenemos cultivada en toda la provincia", indicó señalando que "el mismo está divido en todo lo que es el afluente del río San Juan, en los valles de Calingasta y el Valle de Tulum. Y por otro lado la cuenca del río Jachal con los valles de Iglesia y Jáchal".


"No solamente hemos relevado el tipo de cultivo, sino además la fuente de agua, es decir, si es agua superficial o agua subterránea", explicó Delgado agregando luego: "En estos momento estamos en una etapa final de la carga de datos y demorados por lo que ha significado para nuestra repartición el aislamiento social preventivo obligado por la pandemia".



Superficie


Si bien los datos exactos marcaron la superficie cultivada actual en unas 80 mil hectáreas y "entre algunas conclusiones para departamentos como Pocito y Jáchal ya podemos observar la migración de productores de cultivos tradicionales como la vid a otros cultivos. Ha bajado un poco la viticultura y ha aumentado la producción de hortalizas no para agregado de valor industrial y exportación como pueden ser el tomate y el zapallo entre otros. Y se han mantenido en estos solares la superficie de olivo, pero han aparecido cultivos que relevamientos de hace más de una década se consignaban entre los 'Cultivos Varios', como lo es el caso del Pistacho".

Ing. Maximiliano Delgado.

Y agregó: "Nos han sorprendido algunos casos como el de las huertas familiares. De unas 15 hectáreas totales que había en la última campaña relevada 06-07, en esta ocasión estamos hablando de unas 400 hectáreas, crecimiento debido al avance de la población sobre el sector rural, generando este tipo de chacras productivas".


"Sin duda en todos los demás departamentos se están dando cambios importantes, no sólo migrando del cultivo de la vid a otros más rentables, sino también percibir la reconversión varietal de uvas para consumo en fresco para ir a pasas y mosto", marcó Delgado agregando: "En su lugar ha aparecido, hace 10 o 20 años no considerado por los relevamientos, el pistacho, hoy relevante en superficie como 25 de Mayo, Pocito, San Martín, el valle de Ullum-Zonda y en algunas zonas alejadas donde están comenzando, como Iglesia y Jáchal donde se está experimentando".



La seca

Consultado por la sequía el funcionario afirmó: "Desde hace tres años trabajamos en reservar agua. Codo a codo con las Juntas de Riego para determinar el uso o no de agua durante los últimos cuatro años y así redireccionar caudales. También en el tipo de uso que se le da al agua y las perforaciones que no son usadas para volcar a la red de riego".


"Para todo ello además estamos terminando de presentar en la legislatura una 'Ley de sequía', que nos permita hacer todas las labores e inversiones, cerrar convenios con el sector privado y asegurar el suministro y uso eficiente del agua".


"Nosotros habíamos pronosticado una media de 650 hectómetros cúbicos, el más bajo, los 590 hectómetros cúbicos y el máximo era 700 hectómetros. Ahora hemos hecho un retoque con la Juntas de Riego en la distribución, suministrando unos 890 hectómetros cúbicos", indicó.


Y afirmó finalmente: "Hemos sacrificado Caracoles para llenar Ullum con una cota operativa para el uso turístico. Hoy están generando electricidad Punta Negra, Ullum y la Olla. Caracoles dejó de funcionar el 26 de diciembre pasado".

El agua en números



1.150  hectómetros cúbicos fue el derrame del río San Juan el ciclo pasado y este rondará los 920 según estiman en Hidráulica.


500  a 550 hectómetros cúbicos estiman reservar entre los tres diques para el próximo ciclo agrícola por la sequía local.


11 metros cúbicos por segundo derramó el río San Juan en noviembre y diciembre siendo los más bajos medidos desde 1909.


57 mil son las hectáreas efectivamente cultivadas según el último Censo Nacional Agropecuario realizado por el Indec en 2018.


70 son las perforaciones que quieren arreglar antes de la próxima campaña. Ya se han recuperado 18 de ellas al fecha.