Dos de las plataformas de streaming de música y videos, Spotify y Netflix, se convirtieron en tendencia en Twitter tras la escalada de la semana pasada. ¿El motivo? Su precio atado al dólar.

 

En cuanto a Netflix y Spotify hay un dato a tener en cuenta que muchos usuarios no saben: las tarifas están especialmente adaptadas al mercado local y en pesos, por lo tanto, la cotización del dólar no afecta en el monto final de ambos productos. En conclusión, se paga un precio fijo por el servicio, sin depender de la suba o baja de la moneda.

 

"Desde agosto 2017, todos los usuarios comenzaron a pagar el servicio en pesos argentinos", dijo una fuente oficial de Netflix en Argentina, en diálogo con Clarín.

 

Las dos compañías, que tienen miles de usuarios en el país, se abonan automáticamente a través de tarjeta de crédito y, a veces, en el resumen de cuenta puede llegar el cargo en dólares. Sin embargo, no hay que asustarse, el monto final será siempre el mismo que se eligió al contratar el servicio. No se incrementará por el cambio en el valor del dólar.

 

En relación a esto, desde la compañía de servicio de streaming explicaron que tiene que ver con problemas técnicos: "Algunos emisores de tarjetas, al recibir una transacción internacional como la de Netflix, hacen su conversión al dólar del día".

 

En el caso de Netflix, el plan básico tiene un valor de $129 y permite reproducir películas y series en un dispositivo a la vez en definición estándar (SD). En el plan estándar, de $169, se puede reproducir en dos dispositivos al mismo tiempo y, cuando está disponible, en alta definición (HD).

 

Por último, está en plan familiar que tiene un valor de $226 y se pueden utilizar hasta cuatro dispositivos al mismo tiempo. Además del HD, también está disponible la definición ultra HD (Ultra HD)