Google lanzó Family Link, una nueva herramienta de control parental que permite monitorear la actividad de los niños en la web.
 

 

Con esta función es posible conocer la ubicación del menor (por GPS) y saber cuánto permanecen navegando en cada aplicación o sitio desde el celular o tablet.
 

También se pueden establecer horarios y franjas de tiempo para el uso del móvil. En este sentido, pasado el límite, el dispositivo se bloqueará automáticamente.
 

A su vez, la app bloquea las instalaciones de Google Play. Así que cada vez que el niño quiera bajar un programa, el adulto recibirá una notificación y decidirá si autoriza o no la instalación solicitada.