¿Cómo determinar si una persona es inteligente o no? ¿Cómo reconocer a aquellas que tienen un cociente intelectual más alto? Bueno, existen pruebas que, supuestamente, miden el nivel de inteligencia de una persona, pero, según la misma ciencia lo afirma, existen algunas características que las personas con un IQ más alto suelen compartir y que son más perceptibles a simple vista.

 

Aclaramos que no es necesario cumplir con todos los puntos, pero parece ser que las estadísticas demuestran que mientras más de estas particularidades tengas es más probable que seas alguien más dotado de intelecto.

 

1. No fumas
 

 

¡Siempre lo supe! Tener el hábito de fumar es demasiado dañino para la salud… ¡y parece que para el cerebro también! Según un estudio en donde se analizó el IQ de 20 mil hombres, quienes no fumaban tenían un coeficiente intelectual 7 puntos más alto que los fumadores.

 

2. Tomas regularmente
 

 

El psicólogo Satoshi Kanazawa y sus colegas han descubierto que los adultos que solían beber alcohol regularmente en su juventud destacaron en la medición del IQ comparados con aquellos que no experimentaron con el alcohol.

 

3. Eres desordenado
 

 

Según un estudio de la Universidad de Minnesota, aquellas personas que tienen su cuarto o su espacio de trabajo desordenado son las más creativas. Así que, en teoría, si eres un desastre puedes decirle a los demás que es por tu gran inteligencia.

 

4. Eres zurdo

 

 

Los desafíos que enfrentan los zurdos los hacen tener un pensamiento divergente, es decir, que buscan ideas originales para solucionar un problema; además, son más hábiles a la hora de combinar dos objetos para formar un tercero o al agrupar palabras en el máximo de categorías posible.


 
5. Eres ansioso
 

 

No son pocas las investigaciones en las que se muestra que aquellas personas que suelen sentir ansiedad son más inteligentes que el promedio. Aunque algo es cierto, tienen mayor inteligencia verbal, pero se les dificulta la inteligencia no verbal.

 

6. Has tomado clases de música

 

 

La educación musical tiene gran impacto en el desarrollo cognitivo de los niños y es que, aunque no lo creas, los genios suelen ser buenos músicos y aprender instrumentos desde temprana edad ayuda a potenciar la inteligencia.

 

7. Aprendiste a leer a temprana edad

 

 

Aprender a leer a temprana edad aumenta la habilidad verbal y la no verbal. Eso fue demostrado en una investigación en Reino Unido cuando estudiaron a casi 2,000 pares de gemelos. El hermano que aprendió a leer primero tenía mejores notas en los exámenes de habilidad cognitiva.

 

8. Tienes gatos

 

 

No queremos comenzar con los “dimes y diretes” entre los amantes de los perros y los gatos, pero los números son los números. Y, según un estudio realizado en 2014, aunque aquellos que prefieren a los perros suelen ser más extrovertidos, quienes eligen a los gatos tienen más alto coeficiente intelectual.

 

9. Tu mamá te amamantó

 

 

Hay muchas investigaciones sobre los beneficios de la lactancia para el correcto desarrollo de los niños, pero quizás no sabías que esta práctica tiene una gran relación con respecto a la inteligencia del niño. Y es que según varios estudios, los hijos que fueron amamantados tienen mayor IQ en comparación con aquellos que no.

 

10. Eres divertido
 

 

¡Ser gracioso tiene su chiste! Además, es un indicativo de que eres muy inteligente, pues un estudio de la Universidad de Nuevo México, en Estados Unidos, resalta la relación entre estos dos factores. ¿Cómo llegaron a este resultado? Se les pidió a 400 estudiantes que pusieran texto a unas tiras cómicas del New Yorker. Los más graciosos, curiosamente, eran también los más inteligentes.