Los auriculares inalámbricos Gear IconX bien podrían convertirse en el acompañante ideal de cualquier deportistas. Son pequeños, livianos y, como no tienen cables, pasan casi totalmente desapercibidos.
 

 

Para activarlos basta con darles un pequeño golpecito con el dedo y se debe reproducir el procedimiento para apagarlos, tal como pudimos ver en la prueba que hicimos en el stand de Samsung, en la feria IFA, en Berlín.
 

Este nuevo gadget incorpora un entrenador, al que bautizó Running Coach, que ofrece información sobre la sesión de entrenamiento en tiempo real. Se conecta por Bluetooth y ofrece acceso directo a Bixby, cuando se usa en sintonía con los smartphones que tienen este asistente virtual: Samsung Galaxy S8, S8 Plus y Note 8.
 

 

Así es que se le podrá pedir a Bixby que haga una llamada, ofrezca datos del clima o reproduzca una canción. Todo apenas presionando el auricular y sin tener que tocar la pantalla del teléfono.
 

Los auriculares, que pesan apenas 8 gramos cada uno, vienen en negro, gris y rosa. Tienen 4 GB de almacenamiento interno cada uno, cuentan con USB tipo C y 2.0. Por otra parte, son compatibles con Android 4.4 en adelante.
 

La batería permite reproducir 7 horas continuas de música y realizar hasta 4 horas de llamadas. Para cargar los auriculares, basta colocarlos en el estuche.