Androidol U, que fue presentada este miércoles en Tokio, mide 1,60 metros, pesa aproximadamente lo que un humano y responde de forma autónoma a los interlocutores que se comunican con ella a través del portal de Niconico.
 

 

Durante la presentación, la androide apareció en el escenario sentada en una "silla bola" y leyó algunos comentarios de sus interlocutores, como uno que le decía que estaba muy guapa, a lo que ella contestó con voz mecánica "¡Me da mucha vergüenza!".
 

"U" tiene la apariencia de una atractiva joven japonesa: lleva media melena y flequillo, viste una blusa blanca, vaqueros y zapatos de tacón. Maquillaje y esmalte de uñas además de unas largas pestañas completan el look hiperrealista.
 

El científico japonés Hiroshi Ishiguro, "padre" de la androide y conocido por haber creado una copia robótica de él mismo, auguró que en los próximos años ofrecerán asistencia en lugares públicos, centros comerciales, estaciones y escuelas, e incluso como profesores.