Amazon planea tener almacenes aéreos dentro de zepelines, desde donde organizaría las entregas con drones. La compañía ya hizo una presentación para patentar esta innovadora idea. Estos centros voladores estarían ubicados cerca de las ciudades donde suele haber más demanda.
 

 

Dentro de los dirigibles estarían los paquetes y los drones para hacer los deliveries de esas mercaderías. De esta forma se busca acelerar los tiempos de entrega. Se rompería así con las limitaciones de tiempo y espacio que tienen hoy los almacenes terrestres.
 

Estos zepelines podrían ser usados para promocionar productos y eventos deportivos. A su vez, la compañía planea usar equipos para trasladar los drones hasta los dirigibles. De ese modo, se optimizaría la energía de los drones que usarían la batería sólo para hacer las entregas.
 

 

Toda la logística estaría coordinada por medio de un sistema de gestión y equipos interconectados de forma remota, que podrían ser manejados por personal que se encuentre en el aire o en la tierra.
 

Según surge del diseño presentado, los drones compartirán data entre sobre la velocidad del viento, el clima y la ruta que están realizando.