Aunque decorar es el momento ideal para experimentar e innovar, muchas veces el gigante abanico de opciones que se presenta puede facilitar la aparición de errores. A continuación, las fallas más habituales para evitarlas.


1- Permitir que otro decida. Tu casa es tu lugar y debe estar ambientada según tus gustos. Escuchá los consejos, pero sólo ejecutalos si realmente los adoras.


2- Elegir la pintura primero. Con tantas opciones de tonalidades, lo más probable es que pierdas tiempo pensando en cuál se vería mejor. Elegir el color se hace una vez que se tiene definido el estilo de decoración. 


3- Mezclar todos los estilos. Está bien ser creativo y combinar variantes, pero nunca hay que decorar un ambiente minimalista, otro vintage y otro oriental. Si te gustan distintos estilos, lo mejor es elegir estilos que tengan una línea en común y que compartan, por ejemplo, accesorios o paleta de colores.


4- Comprar cosas que no te gustan de verdad. Antes de adquirir algo hay que estar muy seguro, no basta con que sea bonito o de un color lindo. Todo lo que compres debe ser funcional para tu hogar. 

 


5- Adquirir los muebles equivocados. El mobiliario es una de las claves a la hora de armar un ambiente. Lo importante es que deben tener el tamaño adecuado, ser cómodos, de buena calidad si querés que te duren y que no se ensucien fácilmente si hay niños en la casa. 


6- Ubicar muebles contra la pared. Hacerlo convierte nuestro ambiente en aburrido y sin nada de estilo. La idea es que puedas crear espacios que fluyan y donde los muebles ocupen un lugar privilegiado. 


7- Tener todo desordenado. Es importante tener los utensilios de cocina, libros o ropa ordenados. Si todo está tirado, el ambiente lucirá mal aunque hayamos invertido tiempo y dinero. 


Fuente: Grupo Edisur