La ex presidente Cristina Kirchner recusó hoy al juez federal Ariel Lijo para que siga interviniendo en la causa por la denuncia del fallecido fiscal Alberto Nisman y pidió que el expediente se anexe a la causa del atentado a la AMIA, que la tiene el magistrado Rodolfo Canicoba Corral.

 

Fuentes judiciales informaron que Cristina Kirchner, a través de sus abogado Alejandro Rúa y Graciana Peñafort, presentó hoy un escrito con tres pedidos: que ni los jueces Claudio Bonadio y Lijo investiguen la denuncia de Nisman por "falta de imparcialidad" y que la causa pase a Canicoba Corral, quien ya había dicho que la denuncia de Nisman era "bastante dudosa desde el punto de vista de la legalidad".

 

El planteo deberá ser resuelto por Lijo, quien desde fines del año pasado tiene a su cargo la denuncia de Nisman tras ser abierta por la Cámara Federal de Casación Penal.

 

 

 


Nisman denunció en enero de 2015 a la ex Presidente, al ex canciller Héctor Timerman y a otros funcionarios y allegados de ese gobierno por el presunto encubrimiento de los iraníes acusados del atentado a la AMIA a través de la firma del memorándum de entendimiento con Irán. Cuatro días después, Nisman fue encontrado muerto en el baño de su departamento en Puerto Madero con un disparo en la cabeza.

 

 

La denuncia fue desestimada por el juez Daniel Rafecas y la Cámara Federal. Mientras se sustanciaba el proceso, la DAIA denunció a Timerman por presunta traición a la patria a partir de un audio –que se desconoce su origen– en el que dice que Irán fue el responsable del atentado, ocurrido el 18 de julio de 1994 y que provocó 85 muertes y dejó más de 300 personas heridas.

 

 

Esa causa le tocó a Bonadio que le pidió a Rafecas el expediente por la denuncia de Nisman. Rafecas le solicitó copia de la fundamentación de su pedido pero su colega no le contestó.

 


Ante la apertura de la denuncia de Nisman, Bonadio volvió a pedir la causa para acumularla con la que tiene contra Timerman. Ante eso, Lijo le pidió a todas las partes del caso su opinión para luego resolver. La respuesta de Cristina Kirchner llegó hoy.

 

 

A través de sus defensores, la ex Presidente sostuvo que el pedido de Bonadio para quedarse con la denuncia de Nisman es "improcedente" porque se trata de los mismos hechos que él ya investiga contra Timerman y eso "duplica la persecución penal", lo que está prohibido por ley.

 

 

Además, recordó que Bonadio fue el primer juez que investigó la causa del encubrimiento de la investigación del atentado a la AMIA y que la Cámara Federal lo apartó en 2005 del caso por falta de imparcialidad por no investigar al ex ministro del Interior Carlos Corach, con quien trabajó durante el primer gobierno de Carlos Menem.

 

 

También sostuvo que por ese caso Bonadio fue denunciado por mal desempeño de sus funciones por el ex ministro de Justicia de Néstor Kirchner y hoy juez de la Corte Suprema, Horacio Rosatti. Así, Cristina Kirchner pidió que se rechace el planteo de Bonadio. Pero también recusó al juez Lijo.

 

Explicó que Lijo fue el juez que reemplazó a Bonadio para investigar el encubrimiento de la investigación y que en mayo del año pasado también fue apartado de la causa por la Cámara Federal por falta de imparcialidad por inacción y no seguir lineamientos que el tribunal le había encomendado en la investigación contra Corach y otros acusados. Lijo ya había procesado y enviado a juicio oral al ex juez Juan José Galeano y al ex presidente Carlos Menem, entre otros acusados de encubrir la investigación del atentado.

 

"Resulta absurdo y violenta el sentido común, que los dos jueces que estuvieron a cargo de investigar el encubrimiento del atentado a la AMIA durante años, y que fueran separados de las causas por sus superiores con severísimos y contundentes pronunciamientos, hoy estén disputando jurisdicción para ver cuál de los dos ´se va a quedar´ con una nueva causa de encubrimiento de la AMIA", señalaron los abogados Rúa y Peñafort, también defensores de Timerman. "Y en ello se funda la convicción de nuestra asistida al respecto", agregaron sobre la ex Presidente.

 

Ante el pedido de apartamiento de Bonadio y Lijo, Cristina Kirchner solicitó que la denuncia de Nisman la investigue Canicoba Corral, quien tiene la causa por el atentado a la AMIA.

 

"Es expreso caso de conexión en nuestro ordenamiento legal el de las causas en que se investiga un delito que se pretende cometido para procurar al autor de otro su impunidad. Y es también regla legal que cuando se sustancien causas conexas por delitos de acción pública y jurisdicción nacional, aquellas ´se acumularán´, aunque tramiten por separado", señalaron los abogados de la ex Presidente.

 

Canicoba Corral criticó a Nisman por la denuncia que había presentado. Sostuvo que el fiscal no le había informado del caso y que no la envió a sorteo. "Ninguna de estas cosas sucedió; lo que me hace dudar de la fehaciencia de esta investigación o de esta denuncia", declaró el juez en enero de 2015. "Me da la sensación de que es una cosa bastante dudosa desde el punto de vista de la legalidad", había dicho Canicoba.

 

Tras la presentación de Cristina Kirchner el juez Lijo debe esperar las respuestas de cada una de las partes para luego decidir qué juez investigará la denuncia de Nisman. La ex Presidente adelantó en su escrito hoy recurrirá a otras instancias judiciales nacionales e internacionales en caso que su planteo sea rechazado.