Señor director:


El 17 de agosto, fecha en la que se conmemora el paso a la inmortalidad del Padre de la Patria, General José de San Martín, también fue recordado y se le rindió homenaje al Soldado Desconocido de la Independencia. Estos valientes argentinos fueron, junto al Libertador, quienes se batieron por la independencia de los territorios de la Patria, de Chile, de Perú, de Ecuador, Bolivia, o bien constituyendo las tripulaciones de nuestros navíos, en los ríos y mares del Sur. Ellos murieron luchando con bravura por la libertad de los pueblos bajo el sometimiento de países europeos, sepultando la esclavitud y haciendo dueños de las tierras a los americanos. Por Decreto Nº 14932/45, se estableció que los restos de estos héroes fueran colocados a un lado de la bóveda que guardan los restos de General San Martín en la Catedral Metropolitana de Buenos Aires. Esta iglesia se salvó de ser destruida e incendiada cuando derrocaron al gobierno en el año 1955, por los partidarios del presidente de entonces, porque respetaron que allí estaban los restos del Libertador y el soldado desconocido. El ideal concreto del Libertador fue la independencia americana a la cual entregó la madurez de su vida.