El "coeficiente de Gini'' es una medida de la desigualdad ideada por el estadístico italiano Corrado Gini. Normalmente se utiliza para medir la desigualdad en los ingresos, dentro de un país. Pero puede utilizarse para medir cualquier forma de distribución desigual. Este es uno de los aportes más destacados realizados por la ciencia estadística a nivel mundial.


La trascendencia técnica del instrumento mencionado es debido a la materia que coloca como objeto de su análisis y radiografía social acerca de cómo se distribuye el ingreso y la riqueza en una sociedad.


Se divide la masa total del ingreso en la cantidad total de población o de las familias que componen la sociedad, en 10 niveles, de donde surgen, los denominados "deciles de ingreso'', por lo que resulta que el primer "decil'' es el de menor ingreso y el último "decil'' es el que refleja la localización de la cristalización del mayor ingreso.

 

 

El "coeficiente de Gini'' se utiliza para medir la desigualdad
en los ingresos, dentro de un país. 

 

 

La situación ideal es 0 (cero), donde equivale a una distribución equitativa igualitaria y, por el contrario a medida que se avanza hasta llegar a uno, ello indica que se va acentuando una distribución inequitativa.


Revisando los últimos datos del Indec, hay que remontarse al segundo trimestre del año pasado, en donde se muestra que la brecha entre el ingreso familiar promedio del diez por ciento de los hogares más pobres y el diez por ciento más rico llegó a 21,8 veces en el primer trimestre de 2017. Tampoco es posible comparar con el mismo período un año antes pero, entre enero y marzo de 2015, la diferencia informada por el Indec había sido de 17,8 veces. A pesar de la imposibilidad para realizar comparaciones interanuales y el cuestionamiento a las cifras, los datos dan cuenta del ensanchamiento de la brecha distributiva. 


En el segundo trimestre de 2015, la distancia entre los ingresos de los hogares del primer y el último "decil'' había sido de 16,5 veces, mientras que durante el mismo período del año pasado, llegó a ser de 18,9 veces. En el tercer trimestre de 2016, la diferencia de ingresos entre los extremos había ascendido a un pico de 21,7 veces y durante el período octubre - diciembre, se ubicó en 18,7 veces.


Las conclusiones que arrojan los estudios estadísticos sociales por ingreso, sean públicos y/o privados, y que se elaboran en forma integral respetando la incidencia del indicador del coeficiente de Gini deben ser promovidos en todos los niveles de la educación, para incorporarlos a la esfera del ámbito formativo mismo.


Sería saludable para la evolución y madurez del país en materia de la medición y evaluación de la performance de cada gestión de gobierno, que se evalúen los resultados, previa ponderación de este aspecto crucial de la economía de las familias.


Hay que destacar que hay un avance importante respecto de la legitimidad misma del indicador puesto que, se observa, un consenso amplio acerca de la solidez, corrección, y exactitud técnica como científica del coeficiente de Gini.



 

>> Para saber más


Cálculo de los deciles

Los deciles se calculan como si fueran 10-cuartiles, o sea de manera que: El primer decil separe el juego de datos entre el 10% de los valores inferiores, y el resto de los datos. Y el noveno decil separe los datos entre el 90% de los valores inferiores y el 10% de los valores superiores.

 

 

Mario Alfredo Luna   -   Abogado - M.P. 2246   - Ex presidente Concejo Deliberante de Jáchal
Fabián Núñez   -  Ex asesor HCD de Jáchal