El río San Juan tiene mucho que ver con el nombre de Las Chimbas. En los ciclos de abundancia hacía falta balseros que pasaran a los viajeros. Este fue el caso de la "Columna Cabot" que en enero de 1817 tuvo que desafiar las bravas aguas de un río crecido y feroz para poder cruzar a Las Tapias, Albardón, en viaje hacia Chile, siendo parte del Ejército de los Andes.


"Chimbas las movedizas" solía llamarlas el periodista e historiador Rogelio Díaz Costa. En efecto hasta la construcción del dique nivelador (hoy Ignacio de la Roza), el río San Juan formaba una especie de "delta" de varios brazos que cortaban el paso hacia Albardón y que variaban su curso año tras año. De allí su nombre, que según el país de América que se examine, cambia su significado, pero en el caso específico de nuestro departamento se toma la definición usada en Chile (probablemente importada desde allí por los colonizadores) que significa "La otra orilla del río" y dado que en esta zona tenía varias bifurcaciones, se pronunciaba en plural "Las Chimbas". Esta zona que originalmente fue parte de las "Mercedes Reales" otorgadas a Eugenio Mallea por Luis Jufré en 1653, estuvo poco poblada y casi marginal durante muchos años, por ser el río una constante amenaza, relegada casi a un área de paso.

Tierras pedregosas

Según la Dra. Silvana Frau eran tierras pedregosas y habitadas por personas de "castas bajas" como mestizos, mulatos y mozos españoles sin recursos ni oficio. Los aborígenes transitaban estas tierras, pero se juntaban en "El Mogote", una zona más alta, protegida de las aguas y con mejor visión del horizonte. 


Este paso obligado hacia el norte de la provincia contaba con varios cruces, algunos podían hacerse montado a un animal, en años de poca agua. Pero en los ciclos de abundancia hacía falta balseros que pasaran a los viajeros. Este fue el caso de la "Columna Cabot" que en enero de 1817 tuvo que desafiar las bravas aguas de un río crecido y feroz para poder cruzar a Las Tapias y emprender su camino hacia la gloria. 


Tras la primera ley de división política, en 1869, la provincia es dividida en 18 departamentos, Chimbas aparece como un paraje de departamento Concepción.

Población en aumento

Hasta el año 1895, según el censo, solo habitaban 908 personas, pero con la construcción de las primeras defensas del río, en 1898, comenzó a llegar gente desde distintos puntos de la provincia a cultivar y poblar estas tierras. En el caso de mis antepasados, desde Angaco Sud (Hoy San Martín). Para 1914 ya había 2974 habitantes. El 11 de diciembre de 1913 se promulgó la ley sancionada el 2 de ese mes, que dividía a la provincia en 20 departamentos y en el cual se fundaba oficialmente el "Departamento de Chimbas". 


Cuenta el Profesor Rubén Darío Guzmán que años más tarde, en 1932, Elio Cantoni denunció a catastro una gran cantidad de hectáreas no empadronadas (probablemente por haber pertenecido al río) y en 1935 adquirió unas veinte de ellas, tras comprarlas al Banco de Préstamos.


Allí los Cantoni hicieron un criadero de chanchos, en un socavón cerca de la actual plaza, rodeado de altos tapiales de adobes, por eso popularmente se la llamaba "La villa de los chanchos". Pero en 1945 el predio fue adquirido por el ingeniero Juan Alberto Picott, quien tres años más tarde realizó los planos para erigir una Villa y dona una hectárea dónde se traza la plaza y se construyen algunas edificaciones. Así nació Villa santa Paula, que posteriormente pasaría a llamarse Villa Paula Albarracín de Sarmiento. 

Evolución

En 1949 se inaugura la plaza de la villa cabecera, en un solemne acto en el que además se descubre la estatua de Doña Paula. Ésta singular obra realizada en bronce, constituye una de las esculturas más importantes y de mayor valor histórico de nuestra provincia, no sólo por haber sido realizada por el afamado escultor Luis Perlotti (autor de La Cabeza del indio y el monumento a Guillermo Rawson) sino también por ser la única en la que la madre del prócer aparece de pie. 


Años antes, en 1940 había llegado desde Chile la imagen de la Virgen Nuestra Señora de Andacollo y comienza la construcción de la iglesia bajo la tutela de Monseñor Lopéz Soler, quien estaba a cargo de la parroquia de Concepción. 


Así Chimbas fue creciendo y sumando vecinos. En 1961, durante la gobernación del Dr. Américo García, se construye el barrio Lebenshon y posteriormente el Santo Domingo y el Güemes. En 1968 la familia Chiconi dona el terreno para el edificio municipal y en 1970 comienza la construcción. El 9 de Marzo de 1986 se declara Parroquia a la Iglesia departamental siendo su primer párroco el Presbítero Ricardo Báez Laspiur.


Así Chimbas, con el trabajo pujante y honesto de su gente, desafiando las condiciones adversas de sus tierras y los embates constantes del río, no ha parado de crecer. El 26 de noviembre de 1992 el departamento fue declarado por la Cámara de Diputados de San Juan, "Ciudad de Chimbas". 

Por Antonio Díaz Ariza 
Docente-Escritor