Jáchal, el lejano y notable departamento del norte sanjuanino cumple hoy 267 años de vida, y afronta la necesidad de definir cuál será su futuro perfil económico, para continuar la senda de un crecimiento que lo siga posicionando como uno de los centros poblados más importante de la provincia. Además que lo lleve a estar preparado para cuando sea paso obligado del tránsito vehicular que irá o vendrá de Chile por Agua Negra, una posibilidad histórica que se espera con la construcción del túnel internacional.

 

 

La cebolla y los membrillos, dos de los productos jachalleros con mayor prestigio.

 

 

Históricamente Jáchal se caracterizó por ser un departamento próspero en todo sentido, de muy buena producción frutihortícola, ganadera y de plantaciones forrajeras y de aromáticas. Posteriormente, los vaivenes económicos que se sucedieron en el tiempo le quitaron esplendor. En estas últimas décadas la minería se posicionó como una de las actividades económicas más importantes otorgándole la posibilidad de recuperar, en parte, ese potencial que siempre lo caracterizó. El aporte de regalías y de contribuciones de la principal empresas minera radicada en el departamento ha hecho posible el resurgimiento de varios proyectos agrícolas con los que se ha comenzado a perfilar un desarrollo económico que deberá ser consolidado para aprovecharlo en toda su dimensión.


Desde que Jáchal nació a la vida provincial, el 25 de junio de 1751, este departamento se destacó por la prolífera producción agropecuaria, destacándose en el cultivo de cebollas y tomates, entre otros productos de chacra. La cebolla siempre ha tenido una gran influencia en la economía jachallera por tratarse del departamento que más produce en la provincia y por ser el tercer producto más exportado por San Juan después de la uva y el olivo. Esa etapa de esplendor comenzó a menguar a finales del siglo pasado y desde 2007 hasta la fecha la cantidad de tierras con plantaciones de cebolla mermó un 42 por ciento, pasando de 1.122 hectáreas, registradas en el último censo de Hidráulica, a casi la mitad que hay actualmente.


En relación a los frutales, el membrillo es uno de los productos más promocionados por su calidad y características. A pesar de su prestigio necesita un mayor valor agregado que lo ubique entre los productos más redituables.


Respecto de la ganadería, que en otrora tuvo un gran desarrollo, los feed lot que se han implementado en los últimos años no han alcanzado el desarrollo previsto por lo que habrá que replantear estos emprendimientos.


La producción de alfalfa y de algunas aromáticas ha tenido un mejor comportamiento lo que la ubica en un lugar destacado.


Ante este panorama, el Ministerio de la Producción del gobierno de la provincia, en coordinación con las agrupaciones de productores y funcionarios municipales, debería replantear las estrategias de promoción de la producción para intentar recuperar el nivel de actividad que el departamento está necesitando. Tanto las cebollas como los tomates o los membrillos necesitan someterse a las nuevas técnicas de producción, promoción y comercialización, a fin de obtener la mayor rentabilidad. A cada uno de estos productos hay que sumarle valor agregado para que al producirlos otorguen más ganancias, y lo que es de fundamental importancia, proporcionen mano de obra. Está comprobado que la materia prima por si sola, por más calidad que tenga, no garantiza la rentabilidad.


Jáchal debe saber que está ante una posibilidad única y excepcional de aprovechar cada uno de esos recursos para volver a ser la esplendorosa capital del norte sanjuanino. La posibilidad de contar en unos años más con la ruta internacional le abrirá las puertas a un desarrollo excepcional que deberá ser complementado con otras iniciativas como por ejemplo un programa de desarrollo turístico, para aprovechar todo el potencial cultural e histórico de este tradicional departamento.


Promover la llegada del ferrocarril en conexión con el túnel de Agua Negra también sería un gran aliciente para mejorar las condiciones de transporte de la producción.