Cada vez que transito por las calles de San Juan en general y las de Rivadavia en particular, tengo la sensación, que los funcionarios nos consideran a los vecinos como incapaces para conducir. Mi apreciación no es arbitraria, o porque me parece, voy a dar algunas de las situaciones por las cuales hago esta apreciación. 


1) avenida Libertador San Martín al Oeste, desde Casa de Gobierno a Punta de Rieles: 10 semáforos. Otrora espectacular avenida rápida para descongestionar, hoy un suplicio total, llegando a colocar un semáforo para un supermercado. Totalmente desincronizados. Semáforos en donde no se permite doblar a la derecha cuando está en rojo como en el resto del mundo. Pero si se puede doblar a la izquierda en cualquier punto de la avenida, provocando demoras en la circulación y accidentes innecesarios.


2) Calle Nuche, en Rivadavia denominada "vía rápida'', hasta parece irónico. (Creo que debería llamarse "vía lenta''). Luego de su pavimentación hace más de un año, la bloquearon con camionadas de tierra, porque los funcionarios responsables no sabían como resolver dos o tres cruces menores. ¡Oh! ¡Ya lo resolvieron! Colocaron semáforos, ¡que espectacular, que gran idea! Sólo con una rotonda, en Hipólito Yrigoyen y pequeñas dársenas solucionarían todo. Al final claro, dieron la solución más fácil. Pero la menos práctica y la más cara.

 

En el resto de los cruces, hasta hoy cerrados con tierra, también están poniendo semáforos. ¡Basta!; porque en menos de 300 metros ya pusieron tres semáforos. Cuando había lugar inclusive perfecto para hacer un derivador en el cruce de Meglioli.


3) Calle lateral al predio nuevo de la municipalidad. Hermosa obra, pero siguen permitiendo que se mal estacionen camiones de gran porte, mecánicos que trabajan en la calle, estacionar en ambas, hasta con un puente para levantar motores en la banquina etc. Todo un problema circular.


4) Calle Sargento Cabral (ex Coll). Semáforos mal sincronizados, mal pensados y sin razón. Ejemplo en calle Cabaña (con un mínimo derivador o una dársena, tema solucionado, sin semáforo). 


5) Pianitos, lomos de burro, reductores de velocidad y cuantas, incongruencias más, que lo único que hacen es demorar y hacer tedioso el tránsito y romper el tren delantero de los vehículos.


6) Calle Rastreador Calívar, al Norte de San Martín, paradas de colectivos, mal dispuestas, estacionamiento de vehículos en ambas manos, sin veredas, con pozos por doquier. En esta calle hay una empresa privada que hace eventos y corta dicha arteria a tal fin; motiva el caos en la zona.


Todo esto ha hecho que el automovilista circule (evitando estas trabas), por calles secundarias, generando un tránsito no deseado para este tipo de arterias.


Funcionarios, para el que, le toque el sayo, realmente en este tema, no se les cae una idea. Creo que sería conveniente, mandarlos a otros países a ver si aprenden, como se le dan soluciones al tránsito. Además tenemos calles destruidas. No sé para qué tantos pianitos y reductores de velocidad, si los pozos, los cortes hacen que uno deba circular esquivando y a reducida la velocidad. 


Les recuerdo, que hay una ley nacional de tránsito, que deja muy en claro la señalización que debe existir de acuerdo a cada arteria. Es hora de tomar medidas y trabajar para dar soluciones reales, no poner semáforos y ya está, Recuerden qué significa gobernar, aunque muchos lo olvidan.

 

 

Por Juan Lorenzo Igualada    DNI 8.563.312   Rivadavia