En la actualidad el uso de energía derivada de combustibles fósiles representa más de dos tercios de las emisiones globales.


El cuidado de la casa común es una preocupación constante del papa Francisco. Lógico. No hay plan "B" porque no hay planeta "B". Es aquí y ahora. Y tarea de todos. Que el mundo se comprometa a responder a la crisis climática del modo más efectivo y lo más pronto que se pueda. Es Francisco -"sacramento" de unidad en el género humano- quien comenzó con la encíclica "Laudato si" , y respondió con la Exhortación Apostólica "Laudate Deum" (Alaben al Señor) y lo volverá a hacer en el evento organizado por la ONU, la COP28 en Dubái, en los Emiratos Árabes Unidos, donde los líderes mundiales se reunirán del 30 de noviembre al 12 de diciembre para pensar y discutir el cambio climático.


El Papa había anunciado su presencia en la reciente entrevista concedida al Noticiero de la RAI 1: "Sí, iré a Dubái. Creo que me iré del 1 de diciembre al 3 de diciembre. Me quedaré allí durante tres días", explicó Francisco, recordando que en la COP21 de 2015, que tuvo lugar en París, había dado impulso a la redacción de la encíclica social "Laudato si". Anuncio que también fue oficializado por la Sala de Prensa del Vaticano.


Como ya sabemos, dos capítulos de la exhortación apostólica "Laudate Deum" están dedicados a las cumbres de la ONU sobre el clima, las llamadas Cops, o Conferencias de los firmantes de la Convención Marco sobre el Cambio Climático aprobada en la histórica cumbre de Río en 1992. Desde entonces, cada año, los 197 países parte del tratado, más la UE, se reúnen para evaluar la situación y tratar de implementar políticas comunes para frenar el calentamiento global cada vez más acelerado.


Perspectivas para este año

Una tensión inevitable rodea las conversaciones de este año: no sólo porque tienen lugar en los Emiratos Árabes Unidos, ricos en petróleo, sino también porque el papel más importante en las negociaciones lo desempeña el hombre que dirige la compañía petrolera nacional: el sultán Ahmed. al-Jabar, presidente de la COP28, pero también director ejecutivo de la Compañía Nacional de Petróleo de Abu Dhabi, la compañía petrolera estatal, y director de Masdar, una empresa de energías renovables de la cual la Compañía Nacional de Petróleo posee el 24%.


En la COP28 en Dubái, el tema crucial de discusión se refiere a un posible acuerdo sobre la eliminación gradual de los combustibles fósiles. Cabe recordar que el uso de energía derivada de combustibles fósiles representa más de dos tercios de las emisiones globales.


Pero los países están fuertemente divididos: hay quienes en la COP28 trabajarán por un acuerdo que elimine gradualmente la combustión fósil ligada al uso de carbón, petróleo y gas natural, que producen gases de efecto invernadero, mientras que muchos otros estados insistirán en preservar el papel de los combustibles fósiles.


La cuestión de la financiación climática también dominará la cumbre climática de la ONU COP28 de este año. En Dubái, los países planean lanzar un nuevo fondo internacional dedicado a apoyar a las naciones vulnerables donde el cambio climático está causando daños irreversibles.


Ojalá Dios inspire lo mejor y al presencia del Papa incline voluntades al mejoramiento del Clima.

Por el Pbro. Dr. José Juan García