El presidente electo Javier Milei en su visita a Estados Unidos.

Los activos de Argentina volvían a ceder terreno el martes por tomas de utilidades tras recientes saltos históricos generados por el triunfo electoral de Javier Milei para la presidencia, con la promesa de un duro ajuste fiscal y una reducción del Estado. El economista de ultraderecha se encuentra en Estados Unidos, donde mantendrá varias reuniones de trabajo, en especial con la directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Kristalina Georgieva, dijo la funcionaria.


Argentina, el mayor deudor del organismo con un préstamo vigente por 44.000 millones de dólares, encuentra un FMI "muy interesado" en apoyar el nuevo ciclo y el país podría ser candidato a recibir financiación a través de su Fondo Fiduciario para la Resiliencia y la Sostenibilidad (RST, por sus siglas en inglés, o FFRS), sostuvo la propia Georgieva.


El flamante líder político sudamericano también dialogará con un alto asesor del presidente de Estados Unidos, Joe Biden, en Washington, un día después de almorzar con el exmandatario estadounidense Bill Clinton en Nueva York. 


"Son tantos los frentes abiertos que tiene Milei que cada uno mira para el lado más conveniente y en el mercado hay esperanzas de un país diferente a futuro, pero con una transición costosa por los cambios profundos que se deberán hacer", comentó un gerente de mesa de un banco de capitales privados españoles.


El bursátil S&P Merval porteño caía 7,33%, luego de renovar su máximo intradiario el lunes, cuando la bolsa se derrumbó un 8,06% por otra toma de ganancias tras acumular la semana previa una histórica mejora del 42,2%. Los bonos soberanos arrojaban un negativo del 1,3% promedio, contra la pérdida del 1,5% en la víspera y el salto inusual del 13,7% la semana pasada, frente a un riesgo país en alza hasta los 2.023 puntos básicos (1530 GMT).


Argentina busca frenar la inflación cercana al 150% anual, esquivar una constante devaluación en su moneda, evitar una recesión inminente, deshacer una serie de controles de capital y reconstruir las reservas netas consideradas negativas en unos 10.000 millones de dólares.


La comitiva de Milei en el país norteamericano está integrada entre otros por Luis Caputo, el posible ministro de Economía en la nueva gestión, que aún no cuenta con gabinete anunciado.


"Va a ser difícil llegar a déficit fiscal cero cuando el grueso de las partidas es de tinte social, lo cual implica una fuerte baja del gasto", dijo el analista Salvador Vitelli. "Enfrentamos un cuatrimestre diciembre-marzo muy complicado, a un ritmo cercano al 20% de inflación mensual, ya que hay precios muy reprimidos", acotó.


El peso interbancario se movía con una devaluación controlada a 359,6 por dólar, y la influyente moneda cotizada en la plaza marginal o "blue" mejoraba a 970 unidades, con lo que la brecha cambiaria se reducía al 169,7%, dijeron operadores. 


Agregaron que las expectativas de una dolarización comprometida por Milei tienden a enfriarse a mediano plazo por la complejidad de problemas en la macroeconomía del país, lo que ayudaba a una ligera apreciación de la moneda también en los mercados electrónicos alternativos.

Por Agencia Reuters