La Municipalidad de la Capital prepara su gala por la Fundación de San Juan y será con una función de ballet en el Teatro del Bicentenario, de la que podrán participar bailarines sanjuaninos. Para hacer la selección de los protagonistas llegará el sábado 11 de marzo Gabriela Pucci. La experimentada maestra de danza, que fue primera bailarina del Teatro Colón, ensayista y codirectora del Ballet del Mercosur, además de coach de Maximiliano Guerra, tomará la audición a los sanjuaninos que quieran animarse a ser parte del espectáculo que se llevará a cabo el domingo 12 de junio en el Teatro del Bicentenario.

"Seleccionaremos nueve personas, entre hombres y mujeres, pero veremos, dependerá de los que asistan, no es tan sólo decir un número y listo. Sé que hay mucho talento allá y me pareció una idea muy linda que se convoque y se pueda hacer con gente de allá' comentó a DIARIO DE CUYO la profesora.

En esa noche de aniversario de la ciudad, el espectáculo tendrá una selección de tangos con estilo neoclásico con coreografía de Pucci. "Tendrá idioma de tango, estará el firulete, pero la base es la danza clásica y usan zapatillas de punta. Hay pas de deux, escenas de mujeres solas, una milonga muy divertida... tiene un poquito de todo', explicó Pucci sobre la pieza Escenas de tango, que está integrada por seis conocidos tangos entre los que están Libertango, La puñalada y El día que me quieras.

La otra parte de la función será con el Bolero de Ravel, a cargo de bailarines mendocinos bajo la dirección de la maestra Cristina Hidalgo, según adelantó Pucci.

"El sábado vamos a elegir a la gente y el domingo vamos a hacer ya algo más específico para hablar del espectáculo', detalló Pucci, quien regresará a la provincia una o dos veces por mes hasta junio, para seguir de cerca los ensayos del grupo,que en su ausencia estará coordinado por Sofía Spollansky, según adelantó la directora del Teatro Municipal, Andrea Terranova, a cargo de la producción general de la función.

Pucci es una prestigiosa maestra de bailarines, de ahí la importancia de que pueda poner su ojo clínico en los talentos locales. Pero además tuvo una fructífera carrera como bailarina actuando en Don Quijote, El lago de los cisnes y Corsario y protagonizar otras célebres piezas como Giselle, fue elegida por el maestro Plissetsky para actuar en Carmen y Raimonda en el Colón.

En 1977 participó del Tercer Concurso Internacional de Ballet, realizado en el teatro Bolshoi de Moscú, donde fue distinguida con la Condecoración a la Maestría Artística. "Yo hice todo muy paralelo, enseño desde muy jovencita. Dejé de bailar a los 40, pero desde los 20 que doy clases, tengo 57 así que son muchos años dando clases', contó a este diario.

Pero además conoce mucho el interior del país, ya que ha trabajado montando coreografías en distintas provincias, además de girar con el Ballet del Mercosur, (al que no pertenece desde hace cuatro años). A San Juan ya vino varias veces, incluso en su época de bailarina, cuando actuó aquí "con el ballet de Raquel Rossetti, cuando tenía 29 años', según recuerda.


El DATO

Audiciones: Sábado 11 de marzo, desde las 10. Inscripciones:al 4213295 de 9 a 13 y de 15 a 21 o personalmente por el Teatro Municipal. Para mayores de 15 años con experiencia en danza clásica.

 

Profesora, ensayista


Gabriela Pucci. "La danza clásica evolucionó'

 -¿Cómo ve a la danza clásica en el país? 

-La danza clásica evolucionó y no podemos hablar solamente de danza clásica. Siempre un bailarín clásico tiene la posibilidad de bailar diferentes estilos, pero el bailarín contemporáneo tiene mucha base de clásico. El clásico está fundamentado dentro de todas las danzas, lo vez en folclore, jazz, contemporáneo. Está muy presente. Se ha consolidado como la madre de las danzas. Los bailarines que ahora empiezan la carrera, pueden hacerlo por un lado o por el otro, pero terminan teniendo su base de danza clásica.

-¿Qué opina de la llegada de Paloma Herrera como directora del Ballet del Colón?

-Estamos llenos de expectativa y con mucha ilusión de que se puedan concretar muchas cosas. 

- ¿Usted sigue conectada con el teatro? 

-No, no. Hay cosas que como que uno no tiene mucho interés en hacer, hay muchos problemas dentro del teatro que hay que solucionar. Uno a veces no tiene las fuerzas y las ganas de luchar ante tantas paredes. Esto a veces uno dice esto no es para mí en este momento. Por ahí en otro momento lo hubiese hecho. Espero realmente que a Paloma le vaya bien y logre más funciones para el ballet, porque cada año el ballet pierde funciones. Es una picardía, la verdad. Cuando yo estaba en el ballet hacíamos 120 funciones anuales, ahora harán 20 o 30 funciones. Una picardía realmente.