San Juan se caracteriza por tener un espacio musical por excelencia y ese es el Auditorio Juan Victoria. En cincuenta años albergó a grandes figuras consagradas tanto nacionales e internacionales. Del firmamento de estrellas que pasaron por la sala, Astor Piazzolla fue una de ellas. Hubo dos oportunidades recordadas por muchos seguidores y registradas por DIARIO DE CUYO que el creador de "Adiós Nonino" y "Libertango" hiciera gala de su talento. El primer encuentro fue un martes 15 de agosto de 1972, en lo que fue la denominada "Semana del Sol", por aquel entonces, la provincia celebraba la primera edición de la Fiesta Nacional del Sol. Astor ofreció su concierto en compañía de "Conjunto 9" y el poeta Horacio Ferrer. La segunda oportunidad fue en agosto también pero en 1982, y cayó un domingo, pero aquella vez fue en la época dorada de su Quinteto Nuevo Tango. De estas dos presentaciones, sólo se conserva una grabación analógica y fue realizada por el técnico de sonido del Auditorio, Roque Olivares. A sus 72 años de edad, el especialista y encargado de realizar esta tarea técnica -que habitualmente hacía para los conciertos de la Orquesta Sinfónica de la UNSJ- recordó aquel invierno de 1982, en una comunicación con este medio. "Siempre fui un admirador fiel a la música de Piazzolla. Cuando vino a tocar, no era nada desconocido para mí. Al enterarme de esto, tuve la intención de conocerlo y pedirle autorización para grabar su concierto. Como tenía fama de quisquilloso y de mal carácter que no quería tener contacto con la gente, fui con esa impresión y me llevé una gran sorpresa. Porque cuando hablé con él fue todo lo contrario, muy amable conmigo y no tuvo problema en grabarle. Eso sí, me pidió que después del concierto le enviara la grabación a su domicilio y así cumplí", relató Roque que fue uno de los primeros operarios técnicos para la construcción de Radio Nacional San Juan, Radio Universidad y el Creacom.

En agosto de 1982, regresó esta vez con Quinteto Nuevo Tango. Tocó con ellos 9 arreglos de diferentes etapas del compositor. 


La grabación fue en ese mismo domingo, primero el ensayo general y luego el concierto en sí. Una experiencia que Roque jamás olvida: "fue un concierto maravilloso. El quinteto estaba en su apogeo mundial. Una calidad de interpretación excepcional. Lo que me impactó también, fue que tocaba el piano para probar la acústica de la sala con la calidad de un concertista. La función estuvo formidable, la sala repleta de gente respondiendo y pidiendo muchos bises", recordó con nostalgia. El soporte fue en una cinta magnetofónica con el sistema de la época denominada FullTrack. Pero Roque hizo sólo ese original como único registro de aquella velada. 


"Astor era muy estricto en el sonido a la hora de ensayar, pero quedó encantado por la calidad del auditorio, fue todo muy placentero para ellos. Lamentablemente en aquel tiempo importaba más registrar el audio que tener imagen o video. Pero ese recuerdo es el que conservo y es algo histórico para mí", expresó el técnico hoy jubilado.


Sin embargo, como Internet está lleno de hallazgos, se encuentran dos fragmentos de aquel recital digitalizados y publicados en YouTube por un usuario anónimo (los links son www.youtube.com/watch?v=9d-AZ9pJQ9Y /


www.youtube.com/watch?v=yMHfmQMPvTE). Corresponden a los temas Milonga del Ángel y Biyuya, que pueden escucharse en una calidad aceptable. En uno de ellos, si se presta mayor atención, hay un momento en que al comenzar la ejecución de una pieza, hay una equivocación del contrabajista, en el segundo 10 se oye la voz de Astor diciendo con tranquilidad: "está mal eso, vuelvan otra vez". El músico hace un acorde disonante con el bandoneón para cortar otra equivocación siguiente. Pero en la tercera oportunidad, la ejecución salió correcta. Olivera también recordó la anécdota confirmando así lo disciplinado que era Astor en el escenario.

Anuncio promocional de 1982.


 

>> ELLOS DICEN

  • Pablo Ziegler - Pianista

"Debutamos con Astor en la calle Florida, en medio del Mundial de 1978. El nos dio la posibilidad de tocar en todo el mundo de la mano de un grande como él. Después que su desaparición la música de Astor empezó a despegar y hoy es el compositor más grabado en el planeta sobre todo por los músicos clásicos. En 11 años que estuve en su quinteto pasaron muchas cosas, siempre fue maravilloso. Tengo la misma edad que su hijo Daniel, de alguna manera yo recibí un cariño extra, al ser el jovencito del grupo. Piazzolla de a poco fue ganando valoración dentro de un público más joven, los tangueros lo destruían, decían que había prostituido el tango".

  • Juan Falú - Compositor y guitarrista

"Destaco su estatura de compositor, de arreglador y de intérprete. Pero también, la cualidad de representar su propia cuna cultural a través de la música y conseguir instalarla en el mundo. Para cualquier músico Piazzolla ejerce una influencia, aunque el lenguaje musical de uno sea diferente y provenga de otras fuentes. A mí me encanta su manejo de dos tiempos diferentes en sus composiciones. Uno incisivo y otro melancólico. Tiene una forma particular que hace de su música con una rítmica agresiva y de pronto, suenan melodías lentas. Provoca muchos climas y es muy interesante para escuchar".

  • Fernando Ciancio - Trompetista Filarmónica Teatro Colón

"En lo artístico ha sido un baluarte para la música de la ciudad de Buenos Aires encarando al tango desde una mirada diferente, terminó generando un movimiento personalizado al costado del tango tradicional a tal punto que hoy se habla de la música de Piazzolla. Si es o no tango, es una discusión para especialistas, pero su impronta artística nos sirvió para generar dentro de la música, una nueva manera de plasmar ideas y talento con originalidad, que es difícil de lograr. Como instrumentista solista de brass, pude interpretar su obra para orquesta sinfónica, para grupos de cámara y en otros ámbitos. Piazzolla nos identifica a los argentinos en el exterior". 


 

  • Esteban Calderón - bandoneonista

"Es uno de los músicos más influyentes de la música del siglo XX y el compositor argentino más interpretado en todo el mundo. Para mí Piazzolla fue la puerta de entrada al tango, con mayúscula, porque empecé escuchando los temas más rockeros, los del Octeto electrónico, esa música sirvió para que muchos jóvenes entráramos al tango. Después pasabas a cosas más clásicas, como Troilo, Pugliese, que eran sus influencias; o los que lo odiaban, como Darienzo, entonces lo que lo criticaban que le hizo mal al tango, no se daba cuenta que era una puerta de entrada. Como intérprete de bandoneón me dediqué a bucear su obra que es muy vasta, es un mundo inagotable".

  • Tito Oliva - Pianista

"La convicción en su propia música lo hizo grande. Le dio valor para enfrentar las críticas de su entono respecto de que lo que hacía era o no tango y seguir adelante con su proyecto. Piazzolla también siguió en este caso sus propias búsquedas. Hoy en día su música es indiscutida y se interpreta en todo el mundo
Vi el quinteto de Astor Piazzolla en el Auditorio Juan Victoria. Lo había escuchado, pero experimentarla en vivo fue muy impactante para mí, al terminar el concierto pude estrecharle la mano y agradecerle por su hermosa música. El hecho de que existan personas que luchen por sus ideales (musicales en este caso) siempre es estimulante y un ejemplo a seguir".

  • Juan Pablo Jofré - Bandoneonista

"Piazzolla fue un genio musical revolucionario, que tuvo que nadar contra la corriente toda su vida, abrió una puerta a otra dimensión, no solo fue creador de un nuevo sonido, también de una nueva audiencia y una nueva generación de músicos bandoneonista y compositores. Gracias a su música me decidí a tocar el bandoneón y a componer. Recuerdo que un día mi tío Héctor Bogni me trajo un casete de Piazzolla, no podía creer que cosas así se podían tocar con el bandoneón, era como escuchar música de cámara, rock, jazz y sobre todo tango nuevo, fue una cosa increíble, me volví adicto a esa música, no podía parar de escucharla".

  • Goku Illanes - Percusionista y bandoneonista

"Es el músico del siglo XX, el mejor que nos ha representado universalmente. Se toca en todos los países, por miles de intérpretes que toman su obra, que es tan amplia. Destaco esa renovación, ese nuevo tango como él llamaba. Es una marca de referencia para todos los músicos. Porque tomó todos los recursos estilísticos desde lo clásico hasta lo popular, con las experiencias de Nadia Boulanger, con Stravinsky, con Pichuco Troilo y Fiorentino, entre otros. Sin duda aportó mucho a la innovación para los jóvenes como nosotros que buscamos crear nuevos sonidos en el trabajo del ensamble. Siempre está presente Astor, desde su origen, desde la clave tres tres dos tan conocida que dio un vuelco total al tango".

 

  • Javier Villegas - Pianista

"Es un músico que en mi vida ha tenido mucha importante, fue uno de los primeros músicos que me acercó al jazz. El hizo un quiebre en la historia del tango. Lo que hizo con el tango fue maravilloso. El innovó, encontró nuevos sonidos y le dio una vida al tango totalmente distinta. Como estudioso de la música, el aporte que Piazzolla hizo a la música académica es muy valioso, fantástico. Él tomó todos sus conocimientos y los volcó en obras para piano que son fantásticas, son obras que se usan en el repertorio académico internacional. Era una persona enigmática y merece este reconocimiento. Era un compositor completo, que sabía de estilos de formas y que sabía llegar al público y hace falta un talento muy especial para eso".