Pese a los guardias que no se le despegaron un segundo, Lourdes Sánchez llegó ayer a la fundación Marina Echenique abrazando y besando a los 100 niños que la esperaban con sus dibujos en el patio de la institución, protegidos por sus barbijos. Comprometida con el sueño por el que baila junto a Gabo Usandivaras en Showmatch, que es un centro de rehabilitación con pileta para los chicos con hemofilia de esa entidad, la bailarina decidió dedicarse por completo a los ensayos y no ser parte del espectáculo Bien Argentino, que anoche subió a escena en el cierre de la Fiesta de la Tradición de Jáchal.


"Es la primera vez que me toca representar un caso de niños que luchan por vivir y es algo muy fuerte", expresó Lourdes a DIARIO DE CUYO.


"Hacemos un esfuerzo sobrehumano en el baile; y esto es el principal motor, los chicos nos dan muchísima fuerza", recalcó conteniendo el llanto al ver a los peques.


Con las notas del tema Jardín Tin Tin de su infantil El Universo de Lourdes, la correntina ingresó cantando, bailando y animando a sumarse a sus "pequeños guerreros", a quienes llevó zapatillas de regalo.


También conoció a los bajitos hospedados en un departamento que tiene la fundación para quienes viven en zonas alejadas; en compañía de la presidenta de la entidad, María del Valle García, quedó asombrada con el banco de pelucas para enfermos oncológicos; y estuvo en el espacio que será destinado a la piscina, si ella y Gabo ganan el certamen.


"Se me va a piantar un lagrimón", expresó la famosa que representa a la provincia, antes de despedirse de los chiquitos que quedaron felices por tantos mimos. "¡Hagan fuerza para el lunes, porque estamos en el horno! ¡Ojalá ganemos pero al menos el sueño se está nombrando y algún ángel va a aparecer! Por lo pronto cambiamos el merengue, le sacamos todo lo afro y vamos a defenderlos con lo que mejor sabemos hacer: bailar", mencionó la pareja del Chato Prada, productor y hombre de confianza de Tinelli.


Antes de tomar su vuelo a Capital Federal, la chica no quiso dejar de visitar a tres pacientitos internados en el Hospital Rawson y no pudo ocultar la conmoción. Así, regresó a Capital Federal, con el corazón "explotado", como reveló, para continuar dando pelea en la pista. 

 

 

Fotos Marcos Urisa